Viajar en autocaravana

Viajar en autocaravana

Este estilo de viajar en furgoneta -hoy también en autocaravana- vuelve a estar muy de moda, recuperando la popularidad que tenía en los 80.  Sobre todo, con la llegada del buen tiempo, podemos ver como los campings y las áreas reservadas para este tipo de vehículos están llenos. Este auge no tiene que ver sólo con las ventajas que nos puede ofrecer desde el punto económico, surge del cambio de mentalidad, de dejar de lado la forma tradicional de viajar y lanzarnos a encontrar la aventura en cualquier parte del camino.

¿Qué ventajas me ofrece?

La principal diferencia con un viaje tradicional es que, con una autocaravana, las vacaciones comienzan en cuanto montas, ya que el trayecto en sí ya es el comienzo de la aventura. La libertad que te ofrece este tipo de viaje, en el que no tienes que cumplir con horarios, no se puede comparar con un viaje más tradicional. Disfrutar de cada punto del camino, conocer lugares inesperados…es otra de la ventaja de este tipo de turismo más activo en el que las actividades no están limitadas: combinar el turismo cultural, con el ocio, con ir de compras a las grandes ciudades, con disfrutar de la naturaleza, ¡todo cabe en un viaje así! Esta flexibilidad hace posible que sean nuestras vacaciones las que se ajusten a nosotros, a cómo nos sentimos en cada momento, y nos permite improvisar, incluso cambiar de opinión sobre la marcha. Además, poder viajar todos juntos, ya sea con amigos o familia hace del trayecto uno de los momentos más divertidos en sí, y además, como nos confirman desde Car rent milladoiro, fomenta la unión familiar, ya que nos permite compartir cada momento mientras vivimos nuevas experiencias. El precio es otra de las ventajas, alquilar una autocaravana nos hace ahorrar dinero en alojamiento, billetes de tren o avión y en los desplazamientos que normalmente se hacen cuando llegamos a nuestro destino.

Eso sí, para poder disfrutar del viaje y que nuestras vacaciones sean todo un éxito, no podemos evitar la planificación, sobre todo si se trata de nuestras primeras veces y no tenemos experiencia.

Existe la idea generalizada de que los turistas que se desplazan en autocaravana a penas gastan o consumen durante sus viajes, ya que pueden ser autosuficientes en sus vehículos, y es por ello que en algunos municipios multan a los que pernoctan en sus calles, llegando a prohibir incluso la circulación de este tipo de vehículos. Es como si se trataran de turistas de segunda, pero nada más lejos de la realidad: aunque puede hacerse no siempre se come en el vehículo, ya que disfrutar de la oferta gastronómica es parte de este tipo de turismo. Comprar en los comercios locales para reponer artículos y repostar, son otras necesidades que debemos ir cubriendo a medida que surgen. Por ello es conveniente conocer de antemano la legalidad de éstas y otras medidas referentes a la movilidad en autocaravana. Antes de salir es fundamental conocer la diferencia entre acampar y estacionar. Si estás estacionado se te aplicarán las normativas nacionales sobre tráfico, en cambio si estás acampado, se te aplicará la normativa de cada comunidad autónoma.

¿Cómo se decide esto?

Estando estacionado puedes dormir o cocinar dentro de tu vehículo, ya que se considera un espacio privado. Se pueden utilizar calzos para apuntalarlo, ya que se considera un elemento de seguridad, así como abrir el techo o elevar claraboyas, siempre que no excedan el perímetro del vehículo. No está permitido sacar sillas o mesas fuera, así como extender toldos o ventanas batientes. Tampoco poner patas estabilizadoras, realizar vertidos de fluidos o emitir ruidos molestos, por ejemplo, con un generador de electricidad. Si hiciéramos todas estas cosas se consideraría que estamos acampados, y se nos aplicaría la normativa autonómica.

Es conveniente también estar atento a las señales de las ciudades sobre límites de circulación para vehículos de determinadas dimensiones, lo que puede evitarnos adentrarnos por calles muy estrechas, con los consiguientes problemas de movilidad.

Tener localizado en nuestra ruta las áreas para autocaravanas, gasolineras o campings puede ser necesario, tanto para repostar agua, y rellenas los depósitos de los que vamos a hacer uso para fregar, ducharnos, lavarnos las manos…como para la limpieza y el vaciado de las aguas sucias de nuestro vehículo, que sólo puede hacerse en zonas habilitadas.

Tener una lista con las cosas imprescindibles que vamos a necesitar en nuestro viaje también es importante, ya que en una autocaravana el espacio es limitado y es vital aprovecharlo bien. Llevar un kit de primeros auxilios, aunque hayamos buscado los hospitales o farmacias que tengamos en ruta, será útil para tratar pequeñas enfermedades o heridas. Es cierto que hoy en día podemos comprar pequeños kits preparados que pueden sacarnos de un apuro, pero lo ideal es elaborar nuestro propio botiquín con estos indispensables: unas pinzas, unas tijeras y un termómetro. Para las heridas pequeñas, se recomienda llevar un antiséptico, compresas, tiritas, vendas y un rollo de cinta. También piensa en tomar todas las cremas y pomadas para curar las picaduras de insectos, quemaduras o golpes. Sin olvidarnos de llevar analgésicos y antiinflamatorios para el dolor (paracetamol o aspirina), antidiarreicos y laxantes. Si viajas con niños llevar sus medicinas puede salvarnos de una situación complicada.

Ir preparado para que nadie se aburra durante el trayecto, así como si nos surge un día de mal tiempo, también es importante para que nada empañe nuestro viaje. Llevar un buen libro o cuentos pueden amenizar nuestro viaje y ofrecernos momentos de calma, juntos o de forma individual. Lo mismo que la música, crear varias listas de reproducción que les guste a todos, puede ser una forma divertida de pasar tiempo juntos. Contar con un dispositivo para reproducir películas o series puede hacer menos pesadas las horas de trayecto, o nos ofrece la posibilidad de hacer palomitas y crear nuestro propio “cine en casa”. Hacer acopio de libretas, pinturas, bolis…pueden ofrecernos horas de creatividad y diversión: escribir y dibujar sobre lo que vamos viendo será un buen recuerdo una vez volvamos a casa. Llevarnos juegos de mesa, puede salvarnos más de un día. Despertarán nuestros sentidos y nos proporcionarán horas de risas juntos. La cocina, también es un gran hobbie en autocaravana, y puede ayudarnos a conocer a nuestros vecinos de camping, si les acercamos cualquier plato o postre delicioso.

Hay infinidad de destinos disponibles para viajar con autocaravana. Hablamos de rutas tanto por España, como por Europa y el resto del mundo. Sol, playa, naturaleza, montañas, actividades al aire libre…todo es posible en este tipo de turismo que cada vez tiene más adeptos a los que les gusta viajar con su casa a cuestas y lanzarse a la aventura. Con sus pros y sus contras es una experiencia única.