Tipos de cubiertas para tu piscina

Tipos de cubiertas para tu piscina

La instalación de una cubierta para la piscina o es una decisión que debamos tomar rápidamente. Es sin duda un tema que hay que pensar muy bien, puesto que existen muchas posibilidades y decantarse por unas u otras depende de muchas cosas. El hacerlo sin meditarlo bien puede tener como consecuencia un error en nuestra compra, lo que sin duda es una pérdida de tiempo y puede serlo de dinero.

¿Qué tipo de cubierta necesita tu piscina?

Las empresas del sector están viviendo un tiempo magnífico, pues después de la larga crisis económica que vivimos, se han construido y reformado muchas piscinas como aseguran desde Pipor.com, que creen que ante todo los clientes piden variedad y modelos donde elegir, así como un asesoramiento personalizado.

Cubiertas altas para piscinas

Este tipo de cubiertas son estructuras de gran amplitud, como para que alguien pueda ponerse de pie en cualquier zona de la piscina. Así se puede contar con espacio para los muebles al lado de la piscina y pasar un buen rato con la familia o amistades.

 

Cubiertas bajas para piscinas

Son unas estructuras que son planas y que tienen poca altura, ajustándose de forma perfecta al vaso de la piscina. Entre las ventajas más evidentes está e bajo impacto visual que tienen en el jardín.

 

¿Cuándo la instalamos?

Evidentemente merece más la pena instalarla cuando viene el buen tiempo que es cuando pasamos más horas y vamos a aprovecharla más. Los niños suelen disfrutar mucho de ellas y las cubiertas evitan sustos y más preocupaciones, eso sí, con unas cubiertas que tengan alta seguridad y aquí lo importante es confiar en marcas con larga trayectoria y que cumplan con toda la seguridad.

No solo hablamos de seguridad, también del debido confort. En este tiempo muchos días son soleados, aunque también hay tormentas, con lo que con una buena cubierta podrás darte un buen baño sin que dependas tanto del clima que haga.  En este sentido, una buena solución so las cubiertas telescópicas.

Ahora podemos también evitar que se produzca la evaporación de altas cantidad de agua y se usan múltiples productos para cuidar el agua.

Instalar una Cubierta para Piscina en Otoño

En los meses otoñales también puede ser un buen momento , pues las cubiertas permite disfrutar de ellas en todo momento, pudiendo estar en buen estado tu piscina y estará en óptimo estado con ahorro en mantenimiento y productos químicos. Se rebaa además la evaporación, pues no hay que echar más agua periódicamente. Además, lo que reviste mayor importancia, se guarda la temperatura que el agua alcanzara en verano y la mantiene.

 

Instalar una Cubierta para Piscina en Invierno

Cuando el frío se aproxima, no con una buena cubierta no va a tener que preocuparte por el estado en que se va a encontrar tu piscina, pues vas a poder protegerla cubriéndola. De esta forma se va a proteger del clima adverso y se mantendrá el agua hasta que vuelve el verano evitando también que se acumule suciedad y los molestos insectos. En el caso de que tengas un sistema con climatización, vas a poder darte un chapuzón con independencia de que nieve o llueva fuera.

Instalar una Cubierta para Piscina en Primavera

Aquí vuelven los rayos solares, lo que supone más horas de sol y la temperatura aumenta, por lo que volvemos a querer más piscina y queremos darnos los primeros baños del año. Eso sí, recuerda que el agua puede estar fría.

Si cuentas con una buena cubierta, vas a poder evitarlo, pues con ella puedes disfrutar de unas temperaturas suaves y al estar cubierta la piscina, el agua está ideal para bañarnos.  Las cubiertas no solo aumentan la temperatura del agua, la protege de la suciedad, evitando la caída de las hojas y de las clásicas ramas que acostumbran a arrastrar el viento. No olvidemos otras acumulaciónes como de insectos polvo, etc.

Como puedes ver, invertir en una cubierta para la piscina es una decisión inteligente y podemos llegar a dar uso a la piscina en el caso de la más completas durante todo el año. Esto es sin duda uno de los  mayores atractivos además de que al usarla más, el mantenimiento es mucho mejor, puesto que la piscina sufre más cuando o se usa más que dos o tres meses al año.

Está claro que hay muchos modelos de cubiertas, pero solo tienes que elegir una, a ser posible de marca de confianza y que cuente con técnicos a la hora de instalarla que sean especializados.  ¡Suerte en tu elección!