Rafia: la pieza angular de los proyectos medioambientalmente sostenibles

Rafia: la pieza angular de los proyectos medioambientalmente sostenibles

Con el paso de los años, se producen cambios de todo tipo en diversos sectores de actividad. Hay cambios que responden a avances sociales de toda índole y cambios que simplemente responden a cuestiones meramente provocadas por la moda o las tendencias del momento. Luego, tenemos cambios que son la consecuencia de esas dos cosas. Y de uno de esos os vamos a hablar en las líneas que completan este artículo, que no es otro que el que representa un material como la rafia y que está más presente en nuestra sociedad que en ningún otro momento anterior.

La rafia es una combinación perfecta de lo que tiene que ver con la moda (son muchos los productos que se pueden configurar con este material, productos que son cada vez más variados) y también con un avance social como lo es la ecología, puesto que es un material que respeta el medio ambiente como el que más. Este abanico de cuestiones está haciendo que, desde el sector textil, cada vez se haya tenido más en cuenta un material así. Y es que no es para menos. Su calidad es la propiedad que remata su buena imagen.

Una noticia que fue publicada en el portal web Sexta Avenida aseguraba que la rafia era el material de moda en el verano de 2018 y que su uso estaba en completo crecimiento. Hoy, más de dos años después de aquello, no cabe la menor duda de que eso es así y que la rafia ha seguido quemando etapas hasta consolidarse como uno de los materiales de referencia en el mercado, valiéndose también de esa imagen de respeto por el medio ambiente que le confiere a todos y cada uno de los productos que compone.

Otra noticia, esta vez publicada en la página web Fashion United, indicaba que esa tendencia en la apuesta por la rafia continuaba de cara a este verano de 2020, algo que deja claro que estamos ante un material que ha venido para quedarse y que mucha gente tiene en consideración en los momentos en los que nos encontramos. Desde luego, es evidente que las empresas y, por ende, las personas, tenemos que apostar por este tipo de materiales para no abusar de otros materiales mucho más contaminantes para nuestro entorno. Aprender esta lección puede ser clave para mejorar la calidad de nuestro medio ambiente.

La rafia es el material de moda en los momentos en los que nos encontramos. Son muchos los objetos que han empezado a ser fabricados de un modo mayoritario con este material. Ya no solo son las típicas bolsas de rafia de los supermercados, sino incluso zapatillas. Hay tantas cosas fabricadas en rafia como nos podamos imaginar. Es lo que nos han contado desde Cuerdas Valero, cuyos profesionales cada vez comercializan una cantidad mayor de hilos de rafia para su cartera de clientes. Y, además, la tendencia apunta al alza sin que haya lugar para ninguna duda.

Una necesidad para nuestra Tierra

Este debe ser el camino a seguir por parte de la sociedad en general. La apuesta por materiales de este tipo debe ser una cuestión del presente pero también del futuro. Y os decimos más: hay que incrementar el uso de estos materiales con el fin de que se disminuya el de otros que son contaminantes y tóxicos para nuestro medio ambiente. Es por ahí por donde deben encaminarse las políticas de los diferentes gobiernos para luchar contra males como el cambio climático, que nos amenazan cada vez en una mayor medida.

Es cierto que, para tener éxito en lo que respecta a la política medioambiental, es necesario que esta acción de la que venimos hablando se complemente con otras muchas: la promoción del reciclaje, la aparición de vehículos eléctricos en detrimento de los que usan diésel o gasolina, el uso de placas solares… Todo ha de jugar un papel importante en la constitución de esa nueva sociedad que venimos demandando y que ha de encontrar en el respeto por el medio ambiente un modo de vida que caracterice a todas las personas que la conformamos. Con estos mimbres, sí que se puede hacer de este mundo un lugar mejor.

Al igual que la rafia, hay otros muchos materiales que están jugando un papel destacado en lo que tiene que ver con la mejora del medio ambiente. Las empresas, las personas y las instituciones debemos hacer todo cuanto esté en nuestra mano para cambiar las cosas. De lo contrario, nosotros mismos vamos a pagar las consecuencias de nuestros actos. Quien piense que la degradación de la Tierra no le va a afectar… que tenga cuidado, porque los efectos de esto no es que se vayan a notar en un futuro, es que están sucediendo justo en este preciso instante.