Miedo por La Roja

Miedo por La Roja

Que la selección española haya sido campeona de Europa dos veces consecutivas no nos garantiza seguir siéndolo, eso lo sabemos todos, pero tenemos una especie de seguridad aplastante cuando España sale a jugar al campo que nos dice que vamos a ganar y luego, cuando no gana, se nos queda una cara de lelos que es para grabarla en vídeo. Pero chicos, el fútbol es así, y cualquier otro tipo de competición.

¿Alguien se acuerda del España-Malta del 82? Yo no, tenía meses, pero he oído tanto hablar de ese partido que es como si lo hubiera visto. Aún hoy en día se sigue recordando ese resultado 13-1 a favor de nuestra selección y nos pensamos que se puede volver a conseguir… En esos casos entran ganas de volver a decir eso de “tienes más moral que el alcoyano”, pero me callo, más que nada por no chafar ilusiones.

Hemos perdido ante Croacia, y es un fracaso merecido porque no había visto a España jugar tan soberanamente mal en años, décadas incluso. Pérdidas de balón ridículas, penaltis a las manos del portero, pelotazos al larguero que mandan la pelota a donde Cristo perdió el zapato, un Sergio Ramos que parecía Dios estando en todas partes y un pobre Iniesta prácticamente desaparecido (por no hablar de Morata y Nolita).

Un pequeño aficionado decepcionado

Mi hijo tiene 7 años y el pobre está que se le sale el corazón cada vez que juega España. De hecho, en el salón, tenemos montado un stand con la bandera, la pintura para la cara e incluso una bufanda (en pleno junio) porque mi  hijo coge todo, se prepara en el salón y nos llama a todos para que veamos el partido con él. A veces, incluso se enfada si vamos al baño o a la cocina a por algo de beber, es único. Y en el partido contra Croacia el pobre no paró de gritar durante los 90 minutos: “Pero muévete”, “¿Quieres correr?”, “Iniestaaaaaa”, “Piqué Sácalaaa”, etc. No lo he visto tan cabreado en mi vida.

Hace unos días nos pidió un estor para su habitación de la selección española y como su cumpleaños es el día 25, dentro de nada, le concedimos el capricho. Al principio no sabíamos de dónde sacarlo pero en Tiendas Pavo confeccionan estos estores digitales fotográficos con la imagen que tú quieras, así que les hicimos el pedido con una foto de la selección. El caso es que ahora que ya está pedido y pagado va el niño, que se decepcionó totalmente con el partido contra Croacia, y me dice que ya no lo quiere. Obviamente es un rebote tonto y se lo vamos a regalar igual pero es que el pobre está totalmente desilusionado

Las opiniones de Expertos

En la crónica de Marca destacan el hecho de que no jugara Modric y que aun así España perdiera, y hablan del calor que hizo para justificar un poco el estado de los jugadores pero es que eso es un poco ridículo porque los croatas estaban pasando el mismo calor y tenían un juego mucho más activo y mucho más combatiente, y eso por no hablar de que en Croacia muy acostumbrados a las temperaturas altas no están, para nada.

Silva es el único que destacó un poco, se mostró más activo en el juego que en otros partidos pero claro, sólo él y Ramos (que lo mismo estaba en la defensa que aparecía en el ataque) no pueden ganar un partido. Con Iniesta, la sensación que tuve, es que simplemente no le dejaron jugar, lo tenían acorralado y cada vez que cogía el balón se le abalanzaban dos o tres jugadores de golpe. En mi opinión, los jugadores de Croacia lo anularon. Tal vez habría sido más producente haber pedido el cambio pero Del Bosque prefirió esperar.

Los momentos de España frente a la portería de Croacia fueron, en mi opinión, pocos y malos, pero lo más triste es que hasta las oportunidades de gol más claras que tuvo España, las falló perdiendo el balón  o regalándoselo al portero así que, en mi humilde opinión, tengo miedo por La Roja porque seremos Campeones de Europa pero ahora jugamos contra Italia y teniendo en cuenta el partido que han hecho nuestros jugadores contra Croacia me parece que no pasamos de octavos.

Deja un comentario