Los negocios limpios venden más

Los negocios limpios venden más

Parece algo de Perogrullo decir que es necesario tener nuestros negocios limpios, más limpios que nuestra propia casa, pero es que hay gente que no lo ve o no le da la importancia que merece y en estas fechas, que siempre salen informes y estadísticas de todo, han publicado el resultado de unas encuestas donde el 95% de la población asegura que cuando ve suciedad en un negocio deja de comprar allí o de contratar sus servicios.

Perdiendo Ventas y Clientes

“Es que es algo lógico” dirán algunos, “a nadie en su sano juicio se le ocurriría tener sucio el establecimiento” dirán otros, pero la realidad es que es más fácil de lo que parece dar una mala imagen en este sentido. Imaginad una tienda de ropa y complementos para bebés que aparentemente está impoluta y entra una mamá con su hijo de 2 años de la manita para comprar unos zapatitos nuevos. Mientras mira los modelos que tienen en venta y pide el número de su pequeño, el niño se tira al suelo y acaba arrastrándose cerca de ella llegando hasta ese rincón que a veces olvidamos, esa esquina donde la escoba no llega bien, y apoya la manita… “¡Quieres venir aquí!” exclama la madre mientras lo coge de un puñado y “¡Puaj, qué asco!” piensa, porque su niño tiene la mano llena de porquería, “Tengo algo de prisa, creo que volveré en otro momento” afirma y sale del negocio a paso ligero.

Al final lo que ha pasado es que un empresario o empresaria, a pesar de tener un negocio limpio y que ofrece una imagen estupenda, por olvido o por dificultad, ha pasado por alto algo que aparentemente es una nimiedad, pero que ha sido suficiente para que esa madre pensara que el establecimiento no está lo suficientemente limpio como para comprarle algo a su bebé allí y, por ende, han perdido una venta.

Es ridículo que pasen cosas así pero, la realidad, es que ocurren. Restaurantes preciosos con baños sin reformar que echan para atrás a muchos comensales, tiendas de regalos que olvidaron limpiar una estantería con productos y el cliente se da cuenta, incluso un bicho (de esos que a todos se nos ha metido en casa alguna vez) que hace su aparición en el momento menos oportuno… Por todo eso me parece que el gasto que podemos hacer de más contratando una empresa de limpieza merece la pena ya que, queramos o no, ellos son profesionales y saben dónde tienen  que mirar y dónde tienen que pasar la mopa. Es más, la realidad es que si se les olvida limpiar algo se juegan un contrato contigo y por lo tanto están más atentos que nadie.

Como recomendación os puedo dar la web de esta empresa de servicios de limpieza en Barcelona, Eurobrill, que me ha gustado mucho porque tienen a su personal en formación continua y ofrecen servicios de mantenimiento además de limpieza.  Stocknet Vallés también es una empresa que me parece interesante porque tienen productos ecológicos y eso es algo que, en mi opinión, es de vital importancia. Desgraciadamente no conozco muchas más en el resto de España pero os daré un consejo: buscad una empresa que mantenga a sus empleados tiempo y no sean de ETT (empresa de trabajo temporal) y elegid siempre a alguien con formación y experiencia, eso es lo que marcará verdaderamente la diferencia.