La pandemia aumenta los problemas de salud mental

La pandemia aumenta los problemas de salud mental

La pandemia de coronavirus ha generado graves consecuencias en la sociedad. Y una de ellas es el aumento de los problemas de salud mental. En este artículo vamos a hablar sobre el incremento de estos problemas, pero también vamos a explicar qué es lo que hay que hacer si te sientes deprimido o no te sientes bien.

  • Crecen los casos de depresión y ansiedad

Varios estudios científicos han revelado que por la pandemia han aumentando los problemas de salud mental, especialmente  la depresión y la ansiedad. Esto se debe a diferentes causas como la reducción de la vida social, el aumento del miedo o por sufrir sucesos vitales traumáticos por la Covid 19.

Las últimas cifras sobre depresión en España indican que en 2020 en nuestro país había 2.1 millones de personas con un cuadro depresivo. Una cifra muy alta que representa al 5.2% de la población mayor de 15 años, tal y como recoge RTVE en un artículo sobre la salud mental que puedes leer completo pinchando aquí. Además, de estos dos millones de personas que presentaban cuadro depresivo 230.000 sufrían una depresión grave.

En resumen, son unas cifras muy altas de problemas de salud mental. Un tipo de afecciones que a pesar de que se comiencen a tratar con mayor naturalidad tanto en los medios de comunicación como en la sociedad, todavía son un tema tabú para muchas personas. Sin embargo, al igual que cualquier otro problema de salud es importante saber identificarlo para poder acudir al especialista y tratar el problema cuanto antes para poder solucionarlo.

  • Síntomas

Es muy importante conocer los principales síntomas de los trastornos depresivos para poder identificarlos en caso de padecerlos. Así, la tristeza es un sentimiento habitual en personas con un cuadro depresivo. Pero además de la tristeza se produce una pérdida de interés general y aparecen sentimientos negativos de culpa o inferioridad. También muchas personas sienten falta de energía, tienen dificultades para conciliar el sueño o ven alterado el apetito. Los pensamientos de muerte o tendencias suicidas suelen ser indicios de este tipo de enfermedades mentales.

  • Pide ayuda a tus seres queridos y a un profesional

Si crees que puedes padecer una depresión  porque padeces uno o varios de los síntomas anteriormente enunciados es importante que hables con tus familiares o seres queridos. Y es que el apoyo de terceras personas te será de gran ayuda en tu proceso de recuperación.

Pero lo más importante de todo es que acudas a un profesional. Al igual que se va al dentista cuando se tiene una afección en los dientes se debe acudir al psicólogo en caso de verse afectada o debilitada la salud mental.

Así el psicólogo o el psiquiatra determinará tu situación y te recomendará el tratamiento más adecuado para tu caso. Los tratamientos que se suelen recomendar para la depresión son terapias de tipo cognitivo conductual. Aunque lo mejor es confiar en las indicaciones del especialista.

  • Actividades y acciones recomendables

Junto a la terapia o tratamiento prescrito por el especialista se suele recomendar llevar una alimentación saludable, practicar ejercicio o mantener ocupada la mente con aficiones o cursos.

Es recomendable la práctica de ejercicio para poder liberar toxinas y activar el cuerpo y la mente. Según los especialistas está demostrado que el ejercicio regular es de gran ayuda en personas con cuadros depresivos leves porque la motivación por el cambio físico y el deporte les ayuda a recuperar la motivación y el cansancio mejora el sueño.

Pero el deporte no es la única recomendación. Llevar una vida sana en general es recomendable en caso de presentar un cuadro depresivo. De esta manera, se recomienda una alimentación sana y variada.

Por último, también se recomienda mantener ocupada la mente con aficiones y hobbies. Así como podría ser positivo realizar un programa de crecimiento personal para conocerse mejor y comenzar a creer en uno mismo. “Nosotros ofrecemos un curso creado para adentrarse en un acompañamiento basado en el enfoque transpersonal, que integra tres miradas o líneas maestras de gran calado y eficacia terapéutica. El curso permite la apertura a la comprensión profunda, la adquisición de recursos y la práctica en vías de crecimiento como la terapia corporal-energética, el trabajo con el inconsciente y la terapia sistémica. Está especialmente recomendado para profesionales, pero también puede ser útil para cualquier persona”, explican desde Escuela de Crecimiento, que nació en el año 2020 en un momento lleno de crisis para poder servir como una forma de crecimiento y mejora.