Decora tu terraza para este verano

Decora tu terraza para este verano

Como cada año, miles de propietarios con terraza o jardín en sus viviendas empiezan a adecentar sus espacios exteriores para poder usarlos este verano. Para cenas bajo las estrellas, comer a la fresca o, simplemente pasar el rato, aunque la verdad es que estando en plano siglo XXI ya podrían estar usando esos espacios durante todo el año gracias a las estufas exteriores. ¿Por qué acristalar una zona que demanda aire libre o dejar de usarla seis meses al año cuando puedes disfrutarla los 12 meses?

Los profesionales de Ambifuego aseguran que con la amplia gama de quemadores a gas, de pellets o de leña, actualmente nadie tiene por qué “cerrar” el espacio exterior de su vivienda hasta la siguiente temporada  ya que en la mayoría de provincias españolas, el calor que ofrecen es suficiente como para poder estar cómodamente en pleno enero cenando en un poche cubierto.

Una vez que el calor hace acto de presencia, ese quemador, gracias a sus modernos diseños, puede quedar como elemento meramente decorativo. Los hay, incluso, que se instalan en un área cercana a la piscina (si la hubiese) formando una cascada con fuego preciosa que ofrece un estilo muy chill out a cualquier jardín.

Luz, siempre luz

Lo primero que debemos hacer es pensar en la luz que vamos a necesitar si queremos usar ese espacio exterior por la noche. Obviamente una buena lámpara, si es posible antimosquitos, es de vital importancia, pero como aquí delo que hablamos es de decoración, lo que os voy a recomendar es la creación o compra una guirnalda con luz.

En Ikea las hay a montones, pero también en bazares chinos y tiendas de decoración. También podéis hacerlas vosotros de forma manual con tiras de led económicas, pues son moldeables, y podéis darles la forma que queráis.

Este tipo de luces crea una ambientación perfecta, tanto para estar con amigos como para una cena romántica e incluso para ver la televisión al aire libre. De hecho, es uno de los objetos que más cambio aportan a una terraza recién decorada.

Tal y como recomiendan en El País, estas guirnaldas de luces pueden comprarse con control remoto, lo que es comodísimo para decidir cuándo encenderlas o apagarlas.

Comodidad

Por supuesto, si vais a pasar horas en la terraza tenéis que estar cómodos, por eso os recomiendo tirar los cojines de las sillas cada temporada y comprar unos nuevos. Es simple, al estar al aire libre el sol se come el color y estropea el relleno de los mismos, además del agua los días de lluvia. Este tipo de cojines no suelen costar demasiado caros, por lo que por 40 o 50 euros puedes renovarlos cada temporada, lo que es magnífico.

Otra opción es tener la precaución de guardarlos y ponerlos en cada uso para evitar las inclemencias del tiempo, pero seamos realistas, no todos vamos acordarnos de hacer eso.

Tampoco es nada cómodo tener que estar sacando de la casa objetos constantemente, por eso recomiendo tener una especie de arcón de plástico en la terraza o jardín donde guardar objetos de uso exclusivo exterior. Podemos guardar platos y vasos de plástico, en caso de usarlos, las toallas de playa, las cosas de la barbacoa, etc. Esto aporta mucha comodidad y, además, si lo comprar con la suficiente firmeza puede servir también como asiento cuando hay muchos invitados en casa.

Para cubrirnos del sol tenemos varias opciones, o bien instalamos un buen toldo o pérgola, o bien ponemos una sombrilla para sol. Esta última sale mucho más económica y actualmente las hay bastante grandes, lo suficiente como para cubrir de sombra una mesa para 6 personas, por lo que suelen ser suficiente.

Y, por supuesto, la nevera. Hay quien puede permitirse poner una nevera eléctrica en una zona techada o algo similar, pero la mayoría de los mortales tenemos que optar por algo más sencillo, como las típicas neveras de playa que llenamos de hielo para que mantengan la bebida fría. Hoy en día las hay con muchos diseños y uno estupendo para las terrazas es el de la mesa-nevera. Cerrada hace las veces de mesa auxiliar, pero cuando se abre, en su interior podemos meter huelo y tantas botellas o botes de refresco como queramos (siempre que quepan, por supuesto). Y esto es lo que evitará que tengas que estar entrando y saliendo a por cerveza.

Como verás, todos nuestros consejos, aunque necesitan de inversión, no conllevan un gasto elevado así que ya lo sabes, con muy poco puedes redecorar toda la terraza y pasar el verano como una reina.