Una bonita sonrisa mejora la imagen personal

Una bonita sonrisa mejora la imagen personal

Nunca, como hoy, la imagen personal había sido tan importante. La sociedad actual valora más la bello, el aspecto físico, que el interior. Triste pero cierto. No es de extrañar que cada vez sean más las personas que se someten a algún tipo de tratamiento estético. Las reducciones y aumento de pechos, son de las operaciones más comunes, además de los tratamientos de estética facial y dental. A esto último, se le está dando, afortunadamente, la importancia que merece, en los últimos tiempos, y a la gente, cada vez le interesa más lucir una bonita sonrisa. Al fin y al cabo, es la mejor tarjeta de presentación con la que una persona pueda contar. El problema es que el paso del tiempo, el consumo de ciertos alimentos o medicamentos o ciertos accidentes o enfermedades, pueden acabar por deteriorarla y que pierda su frescura natural.

Los brackets, cada vez más comunes entre la población

El uso de brackets es muy común entre la población española, y no solo entre los más jóvenes, sino que cada vez son más los adultos que se deciden a usar ortodoncia con el objeto de corregir sus imperfecciones dentales. Pero antes de nada, es necesario un buen diagnóstico a fin de recibir el tratamiento adecuado y conseguir los mejores resultados, aseguran en la clínica dental Myca, que nace con el objetivo de cuidar la salud bucodental de toda la familia y con la idea de cambiar el concepto tradicional de Odontología y principalmente, sobre las visitas al dentista. Por eso, trabajan día a día para ofrece a sus clientes diagnósticos precisos y soluciones integrales a todos los problemas bucodentales, contando con la última tecnología y echando mano de las técnicas más actuales e innovadoras. Sus tratamientos abarcan todas las especialidades de la Odontología: Ortodoncia, Implantología Oral, Estética Dental, Prótesis, Endodoncia, Cirugía y Odontopediatría.

Los brackets están fabricados a partir de distintos materiales y se colocan en la superficie de los dientes unidos entre arcos con el objeto de ejercer presión y corregir la posición de los dientes. Pueden ser colocados a temprana edad, a partir de los 11 o 12 años pero es necesario que los peques ya tengan sus dientes permanentes para rectificar la posición de la dentadura. Peor antes de iniciar cuaquier tratamiento es necesario contara con una buena salud periodontal, que no haya inflamación en las encías y que el paciente cuente con los rellenos necesarios.

Por eso, antes de nada, hay que someterse a un diagnóstico completo para verifica si hay piezas ausentes, dañadas o para extraer, hacer una radiografía panorámica y la cefalometría, para tomar la medida de la dentadura y calcular el tiempo que durará el tratamiento. La duración del tratamiento de brackets, depende de cada caso, pero suele rondar entre los 12 a 30 meses.

Según el Dr. Ronald Aparicio de Orthoestetic Center, “Durante la evaluación es importante despejar todas las dudas, por eso nosotros como odontólogos le preguntamos al paciente qué espera del tratamiento para explicarle de manera detallada todo lo que se hará, así no crear falsas expectativas de su caso”.

Además, hay que tener en cuenta que para colocarlos es necesario quitar las muelas del juicio, a fin de obtener un resultado perfecto, debido a la presión que ejercen y que podrían destrozar todo el trabajo. Una vez que se ha completado el tratamiento de ortodoncia hay que colocar retenedores para que los dientes no se muevan. El proceso estará, así, terminado.

No hay que olvidar que una vez que lo brackets hayan sido colocados, es necesario mantener una correcta higiene dental, cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental y colutorio, a fin de de conservar la salud periodontal y el cuidado del aparato. La dieta es otro factor fundamental para cuidar de los brackets y conseguir los mejores resultados en menos tiempo. Así, hay que evitar los alimentos duros y de consumirlos, mejor que sea en pequeños trozos, de lo contrario, se pueden dañar los aparatos, despegar los brackets o soltar un arco, y esto alargaría de manera importante el tratamiento.

Los expertos aseguran que lo que come el paciente es el principal peligro del aparato, y por eso insisten tanto en que hay que comer alimentos blandos.

En la actualidad existen diferentes tipos en la ortodoncia: las piezas metálicas tradicionales, las de porcelana, o la ortodoncia invisible, Invisalign, mucho más higiénico al ser extraible y además, es más estético, porque apenas se ve.

Si vas a ponerte aparato, consulta con tu dentista acerca de la que más te conviene, todo dependerá de tus necesidades e intereses, y también de tu bolsillo.