Turismo del vino por la Ribeira Sacra

Turismo del vino por la Ribeira Sacra

La Comunidad Autónoma de Galicia con sus 29.574 km2 y sus 1.498 km. de costa frente al Océano Atlántico y al Mar Cantábrico, es una de las regiones históricas de España productora de vinos de una excelente calidad. Dentro de su territorio se distinguen cinco denominaciones de origen: Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras, además de tres indicaciones geográficas con derecho a la mención Viño da Terra, que son: Betanzos, Valle del Miño-Ourense y Barbanza e Iría, todas y cada una de ellas con unas características peculiares de aroma, textura, olor, variedad…

Centrándonos en la denominación de origen Ribeira Sacra, el visitante que se acerque a conocer esta fantástica comarca a caballo entre las provincias de Lugo y Ourense quedará sorprendido por su exuberante vegetación e impresionante paisaje y no podrá dejar de admirar esos viñedos que bajan escalonados desafiando el desnivel de las escarpadas laderas por cuyo fondo discurren tranquilos los ríos Miño, Sil y Cabe.

La Ribeira Sacra obtuvo su reconocimiento como denominación de origen en el año 1996. Está dividida en cinco subzonas que son: Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil, en las cuales actualmente unas 96 bodegas inscritas que se extienden por 20 municipios situados en el sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense, ocupando sus viñedos una superficie de 1.238 hectáreas, con una cosecha en el año 2018 de 6.172.222 Kg. de uva recolectada y 38.943,47 hectolitros de vino elaborado, cuya comercialización se destinó principalmente al mercado nacional en un 94 % y a la exportación en un 6 %. La producción limitada de vino blanco se realiza con godello, albariño o treixadura, mientras que el vino tinto domina la producción con variedades como Mencía o Tempranillo. Así, muchas de las viñas que hoy lucen en la Ribeira Sacra tienen su origen en una misma empresa, la cual os recomendamos y es que Plantvid es una empresa líder en la elaboración y comercialización de plantas de vid que posee una larga y contrastada experiencia en la elaboración de viñas y plantas de vid autóctonas a nivel regional, nacional e internacional.

El término Ribeira Sacra en gallego alude a la gran cantidad de monasterios e iglesias existentes en la zona, ya que fue utilizado durante siglos por los monjes para poder refugiarse y vivir rodeados de naturaleza un retiro espiritual permanente, por lo que para cualquier amante del arte es un privilegio poder observar y visitar en este lugar tanta concentración de construcciones románicas, no en vano este territorio concentra el mayor número de construcciones religiosas románicas de toda Europa, por lo que no se puede dejar de visitar:

– Monasterio de San Pedro de Rocas. Excavado en roca natural es el templo cristiano más antiguo de Galicia, remontándose al año 573 la presencia de los primeros ocupantes de este lugar. Declarado Monumento Histórico Artístico en 1923.

– Monasterio de San Esteban de Ribas del Sil.  Actualmente está reconvertido en Parador de Turismo. Su origen es anterior al siglo X, convirtiéndose en uno de los monasterios más importantes de Galicia allá por el siglo XII.

– Monasterio de Santa Cristina de Ribas del Sil. Con origen en el siglo X, es una de las joyas del románico y uno de los monasterios más importantes durante la Edad Media.

– Monasterio de Santa María de Montederramo. Es uno de los monumentos renacentistas más importantes de Galicia. Declarado Bien de Interés Cultural en el año 1951.

– Monasterio de Santa María de Xunqueira de Espadañedo. Tiene su origen en un cenobio altomedieval que se consolida como benedictino en el siglo XII, pasando por muchos estilos arquitectónicos a lo largo de la historia, desde el románico hasta el barroco.

– Monasterio de San Salvador de Ferreira o Monasterio de las Bernardas. Es el único monasterio femenino de la Ribeira Sacra que todavía mantiene vida religiosa en su interior. Su origen se remonta al siglo X, destacando su iglesia románica, el claustro renacentista del siglo XVI y una imagen de la Virgen con el Niño románica del siglo XII.

La mejor forma de descubrir estas y otras joyas arquitectónicas como pazos, casas señoriales, museos, etc. es realizando un recorrido en coche o programando una excursión en autocar, pero también podemos realizar en tren un recorrido por las distintas bodegas y degustar el exquisito vino en alguna de las catas programadas. Si lo que deseamos es un recorrido más tranquilo y contemplativo podremos subirnos al catamarán que recorre las tranquilas aguas del río Sil.

La Ribeira Sacra y su gastronomía

La Ribeira Sacra como tierra de interior mantiene una excelente gastronomía basada en una carne de ternera gran calidad, unida a los productos típicos como chorizos, morcillas, empanadas, cocido gallego, lacón con grelos, carne ó caldeiro, pulpo á feira… sin olvidarnos de sus exquisitos postres como la bica mantecada, leche frita, su excelente miel, etc.