Por qué las oposiciones no son para todo el mundo

Por qué las oposiciones no son para todo el mundo

 

Ahora que el número de plazas públicas ha aumentado masivamente, decenas de miles de ciudadanos se preparan para lo que es una prueba importantísima en la que se juegan optar para una plaza pública, lo que a día de hoy es algo bastante importante si se quiere evitar la inestabilidad y precariedad laboral que hay en el mercado.

Este este el principal fin, ya que trabajar para el Estado tiene muchas ventajas, o mejor dicho, se cumple el Estatuto de los Trabajadores a raja tabla. Y es que no es que las leyes no den derechos a los trabajadores, es que las empresas no dan opción a disfrutarlos, y juegan con el despido para acallar las posibles consecuencias por parte de los trabajadores.

Pero el mundo de las oposiciones no es un mundo nuevo, ya que durante todos los años que llevamos en democracias se han publicado oposiciones de manera frecuente, aunque quizá no se han publicado el número de plazas suficientes para cubrir los huecos de los funcionarios que se jubilan.

El problema es que muchas personas piensan que opositar es algo sencillo, y no lo es para nada. Opositar es un trabajo en si, ya que si no has estudiado derecho tienes que acostumbrarte a el, y es importante que también domines otras materias que hasta el momento habías aprendido.

Y esto significa que debes estudiar incluso más que en una carrera universitaria, y aun así puede que no obtengas la plaza, ya que la competencia que existe es altísima. Aunque para ello hay diferentes remedios, como lo es acudir a academias especializadas en la oposición a la que te presentas.

Estas academias, no solo te ayudan a elaborar los temarios, sino que además te ofrecen la oportunidad de evaluar tus conocimientos y pulirlos hasta estar preparado para el examen. Hoy en día no tienes ni que ir a clase, ya que hay academias que están totalmente adaptadas al mundo digital y permiten estudiar desde donde sea con videos bajo demanda.

Una academia que está a la última en las nuevas tecnologías es Preparador Inglés, que ofrece una atención personalizada en la preparación de oposiciones a profesor de inglés, con videos pregrabados, envío de material a casa, materiales complementarios, y un área virtual dónde poder controlar el progreso.

En cualquier caso, debes de estar preparado a nivel mental para poder enfrentarte a una oposición y no caer en el intento, y para ello te ofrecemos cuáles son las principales premisas que todo futuro opositor tiene que tener grabadas a fuego antes de sentarse a estudiar.

Qué debes de saber antes de opositar

A la hora de hacer el temario, parte fundamental de la preparación, confía únicamente en la documentación oficial. Aunque algunos requisitos sean comunes, cada oposición tiene sus propias condiciones y un proceso selectivo diferente, que pueden variar de un año a otro. Normalmente las pruebas consisten en exámenes orales y escritos, tests psicotécnicos, ejercicios prácticos y pruebas de diversos tipos. Por lo tanto, es muy importante que, antes de comenzar el proceso de estudio, el opositor se informe siempre a través de fuentes y canales oficiales, como pueden ser la BOE, Servicios al Ciudadano del Ministerio de Justicia, la página web oficial de cada oposición, centros especializados, foros de opositores.

Organiza y planifica tus semanas de manera realista. Las oposiciones son como una carrera de fondo y su preparación dura meses e incluso años. Por lo tanto, es muy importante realizar una planificación de la preparación de oposiciones coherente y realista, dedicando el tiempo suficiente a cada tema o prueba práctica. También deja espacio para al menos un día libre, pues no siempre vas a poder rendir al mimo nivel sino descansas.

Utilizar técnicas de estudio para facilitar el estudio. Que la parte memorística tiene un peso importante en las oposiciones no significa que tengamos que releer los temas y repetirlos sin ton ni son. Es muy importante poner en práctica técnicas adecuadas de estudio y asimilación intelectual: subrayados, resúmenes, mapas conceptuales, esquemas, reglas nemotécnicas, etc.

Dejarse asesorar por profesionales es necesario para conseguir tener éxito. Aunque las oposiciones se pueden preparar por libre, es necesario prever las necesidades de reforzar determinadas habilidades y competencias que no acabamos de dominar, recurriendo si es necesario a academias u otros profesionales, tal y como ya hemos comentado.

Tener una mentalidad positiva es tu principal arma contra la adversidad. Preparar bien unas oposiciones implica una dedicación intensa durante muchos meses. Por ello, conviene dosificar fuerzas y plantearse objetivos parciales y premios de refuerzo durante todo el proceso de preparación.