Las terapias alternativas en la sociedad actual. La haloterapia

Las terapias alternativas en la sociedad actual. La haloterapia

Las terapias alternativas, son cada vez más populares entre la ciudadanía, y es que lo cierto, es que han demostrado ser muy efectivas como complemento a los tratamientos convencionales. Hoy vamos a hablar de un tratamiento relativamente nuevo, la haloterapia, ¿has oído hablar de esto?, ¿te gustaría conocer sus importantes beneficios para la salud integral del organismo? Te lo contamos.

¿Qué es la haloterapia y para qué sirve?

La haloterapia es una terapia natural complementaria, que, mediante un dispositivo, conocido con el nombre de Halogenador, imita el clima natural que hay en el interior de las minas de sal, produciendo micropartículas de sal en el aire. Pero, ¿por qué se hace esto?

Pues bien, esas micropartículas de sal, son ideales para el tratamiento de enfermedades del aparato respiratorio como puede ser el asma, bronquitis, fibrosis quística, bronquiolitis, sinusitis, alergia estacional, o enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica o la psoriasis. Pero aún hay más, los beneficios de este sensacional tratamiento alternativo, no acaban ahí. La haloterapia, es tremendamente efectiva para el tratamiento de ciertos trastornos mentales, como el estrés, ansiedad o el agotamiento, siendo especialmente recomendable para l@s deportistas. Por último, añadir, que también es muy buena para el cuidado de la piel y el cabello.

La haloterapia está recomendada para el tratamiento de enfermedades crónicas del sistema respiratorio o enfermedades dermatológicas. Y es que los altos niveles de polución, los efectos de estas enfermedades, son más graves. Gracias a la haloterapia, el sistema inmunológico se fortalece, reduce los efectos secundarios de la medicación y mejora el estado de ánimo. Así lo aseguran en Saltium, que pone a disposición del público un complemento para la mejora de las dolencias respiratorias y dermatológicas en un ambiente que favorece la disminución somatológica de estas enfermedades, combinando la reproducción de las cuevas originales de sal con elementos de la madre tierra importados del Himalaya y las más avanzadas tecnologías. Todos sus centros cuentan con las certificaciones más exigentes de la Unión Europea y siguen las más estrictas directrices de los ensayos clínicos para la prestación de este tipo de terapias.  Gracias al Pharmasal de su Halogenerador, consiguen triturar y pulverizar la sal,  para  consigue liberarla en forma de micropartículas, que penetran con un índice de perfectamente en las cavidades más profundas de los pulmones y de las capas superficiales de la piel, lo que proporciona mayor eficacia al tratamiento.

Se recomienda la haloterapia para el tratamiento de las enfermedades pulmonares de l@s niñ@s, por lo que la administración de medicamentos convencionales, se vería reducida. Por otro lado, es mucho más cómodo para los peques que el empleo de nebulizadores o medicamentos. Y lo mejor es que pueden recibir el tratamiento mientras juegan, sin enterarse de nada, súper contentos y relajaditos, simplemente respirando todo ese aire puro que proporcionan las micropartículas de sal.

Además, gracias a las propiedades antibacterianas, bactericidas y antisépticas de la sal, cualquier bacteria que entre en la cueva, morirá en el acto, evitan su proliferación. Por lo tanto, no hay ningún problema si un cliente tiene gripe y se mete en la cueva.

Los iones negativos tienen un efecto calmante. La haloterapia, es un tratamiento que está aconsejado para tratar el estrés y la ansiedad, ya que la carga de iones negativos en el ambiente, provocada por la cueva de sal, es muy relajante, y además, favorece la eliminación de toxinas. Y si esto se acompaña con un buen asiento, confortable, con una música relajante, con una luz suave y un aire fresco y seco, el cliente o clienta, se sentirán en el séptimo cielo. La paz que se respira en una atmósgera como esta es incomparable, y un@ puede llegar a sentir que se encuentra en la mismísima orilla del mar.

Se aconseja la haloterapia como complemento a otros tratamientos convencionales y fármacos, ya que no tiene ningún tipo de efecto secundario y es totalmente seguro, incluso para l@s bebés, siempre y cuando tengan más de 3 meses, porque es un tratamiento natural. También resulta muy efectiva con las personas fumadoras o que han dejado de fumar, ayudándolas a limpiar sus pulmones y mejorar los síntomas provocados por el consumo.

No hay nada más natural, que este tratamiento a base de sal. ¿Te apuntas?