Cómo elegir el tipo de pintura adecuado para cada espacio de la casa

Cómo elegir el tipo de pintura adecuado para cada espacio de la casa

De por sí, elegir los colores de pintura para tu casa puede ser difícil, dependiendo de la sensación que quieras crear en el espacio y la finalidad del mismo. Pero aparte, hay otros factores que también debes tomar en cuenta a la hora de elegir la pintura. Por ejemplo, para cada espacio de la casa se recomiendan tipos de pintura distintas, con características específicas que contribuirán a lograr que el estilo y decoración de la habitación sea más profesional y placentero.

Todos los ambientes, según sus características demandan de una pintura especial para ser aplicada sobre sus paredes, de forma que se logre una mayor durabilidad, se prolongue la belleza del espacio y  se adapte a las necesidades de uso del mismo. Veamos los diferentes tipos de pinturas y factores en los que debemos basar nuestra decisión.

Tipos de pinturas

Nuestros amigos expertos en pinturas para interiores y exteriores de La Casa del Pintor nos muestran los diferentes tipos de pinturas que podemos encontrar en el mercado:

  • Pintura al agua: Es más fácil de aplicar y de limpiar, lo malo es que suelen ser menos duraderas, por lo que solo se recomienda utilizada en el interior.
  • Pintura de aceite: Esta opción es mucho más resistente. Sin embargo, a la hora de aplicarla es un poco más complicado, se necesitan diluyentes especiales, tardan más en secarse y tienen olor fuerte. Por esto se las suele elegir para los exteriores.

Luego, dentro de estos dos grandes grupos de pinturas podemos encontrar distintos tipos de acabados, el cual no es más que  las características que deseamos obtener en la superficie que estamos pintando:

  • Mate (Flat):El acabado mate es el más popular para pintar las paredes y techos. Es muy útil si se quiere disimular imperfecciones en las paredes. Además, este acabado da un aspecto sencillo que permite que los elementos decorativos colocados adquieran el protagonismo que merecen.  Tiene la desventaja de que es muy vulnerable a ensuciarse fácilmente.
  • Satinada (Satin): Este tipo de pintura tiene un brillo mucho más tenue sin llegar a ser opacas del todo. Su brillo contribuye a potenciar la iluminación del ambiente, es más fácil de limpiar, menos susceptible a las manchas; pero posee la desventaja de que potencia las imperfecciones que pueda tener la pared.
  • Acabado brillante (Semi gloss):Este acabado tiene dos principales ventajas: facilidad de limpieza y aspecto vistoso y llamativo. Eso sí, se recomienda que la pared sobre la que apliques este tipo de acabado tenga la mejor terminación posible, puesto que cualquier defecto se resaltará aún más con el brillo de la pintura.

Además, los avances en decoración han originado a su vez una gama de pinturas decorativas que han estado creando tendencia en el mundo de la decoración de hogares, como por ejemplo:

  • Pintura plástica acrílica. Es el tipo de pintura más resistente tanto para interior como exterior y tiene una mayor capacidad impermeabilizante
  • Pintura plástica vinílica. Ofrecen una mayor versatilidad, facilidad de aplicación y elevada flexibilidad. Además que se pueden obtener efectos decorativos sorprendentes.
  • Barnices. Los barnices más comunes están elaborados a base de poliuretano, y se diferencian por el disolvente empleado: agua, diluyente o aguarrás, aceite. Tienen propiedades impermeables, son resistentes a la abrasión, y duran muchos años. Por esto, se utiliza para proteger y decorar la madera, o para la elaboración de manualidades (cuadros, artesanías, …)
  • Pintura mineral o al silicato. Tiene como base silicato de potásico líquido, minerales de origen natural y pigmentos colorantes inorgánicos.  La cualidad principal de este tipo de pintura es que se adhiere al soporte a través de una reacción química insoluble llamada silicificación o petrificación, y no forma película superficial.
  • Pintura pizarra. Es un tipo de pintura fácil de aplicar y muy demandado hoy en día. Se puede aplicar sobre múltiples superficies; paredes lisas, cerámica, muebles o por ejemplo puertas de madera. Lo único es que debemos tener cuidado de no utilizarlo sobre pinturas decorativas con textura o sobre gotelé.

Eligiendo el tipo de pintura según el espacio de la casa

Es recomendable que en cada ambiente de la casa apliquemos un tipo de pintura específico dependiendo de las características del lugar. No sólo para lograr los diferentes efectos estéticos que queremos lograr en cada habitación, sino también por cuestiones de durabilidad y mantenimiento:

En baños y zonas húmedas

Por la gran cantidad de humedad que suele haber en estos ambientes, se recomienda utilizar productos impermeables que no perjudiquen el revestimiento que se encuentra debajo de la pintura, y se evite el desprendimiento de la misma.

Por otro lado, ya la humedad favorece al crecimiento de hongos, también es una buena idea optar  por las pinturas anti-hongos que se pueden encontrar actualmente en el mercado y que disminuyen la posibilidad de su proliferación. Otra alternativa aquí, es agregar compuestos al material que cumplen la misma función.

En cocinas y otras zonas de cocción de alimentos

En este tipo de ambientes, aparte de encontrar humedad, también tenemos la presencia de aceites y grasas resultantes de la preparación de los alimentos. Por esto, la pintura que escojamos debe ser plástica o de látex.

En ocasiones suele utilizarse un esmalte sintético por ser mucho más lavable y soportar detergentes y ciertos productos abrasivos. Mientras que, por su parte, los acabados satinado y brillante permiten una menor adherencia de la suciedad, y una mejor limpieza.

En frentes y exteriores

Todas las pinturas para exteriores tienen mayor resistencia a la intemperie y a los agentes climáticos. Las más comunes son las pinturas plásticas, que en la mayoría de los casos suelen contener algunos aditivos para prolongar su buen estado, a pesar de los agentes que la deterioran.

Sin embargo,  hay otros tipos de pinturas como los recubrimientos elastoméricos, los cuales son especiales para cubrir superficies con grietas y evitar que se vuelvan a producir. Otras son especiales para repeler la humedad, como en el caso de la pintura al silicato o la de resina de siliconas.

Aquí cabe destacar que algunos materiales para la protección de las maderas, barnices y lasures, suelen tener filtros ultravioleta para la mejor conservación de la madera expuesta a los rayos solares.

En habitaciones de niños y personas delicadas

Ya sabemos que al pintar una habitación se debe desocupar por completo, evitando habitarla por un par de días hasta que los vapores de la pintura se hayan eliminado en su totalidad. Pero además es posible mejorar las condiciones para personas con problemas respiratorios, alergias, o niños pequeños con el uso de pinturas sin olor o las pinturas hipoalergénicas.

Además se aconseja pinturas de fácil limpieza, ya que no queda duda que las paredes del cuarto de los niños son las que más sufren en una casa.

El garaje o cochera

Como en la mayoría de los casos, en estos espacios también se recomienda el uso de pintura lavable. Sobre todo porque este es un lugar donde el humo puede impregnarse en las paredes.

Aparte de un acabado y tipo de pintura en especial, también se recomienda un color, el gris, o alguna tonalidad similar que mimetice las manchas que se producen en las paredes, de forma que el buen aspecto de este ambiente logre perdurar.