Tipos de techo para reformar tu casa este 2021

Tipos de techo para reformar tu casa este 2021

El techo o cubierta es la parte principal de una vivienda, ya que es la que nos resguarda de la intemperie, del clima, del sol o el frío, del viento y del peligro. Más que las paredes, un techo sobre nuestra cabeza es una protección casi vital para los humanos, quienes, por naturaleza, nos sentimos vulnerables ante el cielo abierto.

No obstante, el techo de un inmobiliario es de las partes más fundamentales que lo componen, no solo porque nos protege de las condiciones medio ambientales, dándonos un sentido de seguridad, sino porque también forma parte clave de la estética de nuestro hogar. 

Por ello, hay que prestar especial atención a este aspecto si de construir una nueva vivienda se trata, o de querer reformar la que tenemos, ya sea que la hagamos nosotros mismos o bien un despacho de arquitectura e ingeniería. Incluso, este es uno de los aspectos que te recomendamos revisar si te vas a mudar a una nueva casa; antes de tomar cualquier decisión, lo mejor es que compruebes las condiciones de la impermeabilización, el aislamiento y los acabados interiores, además de hacer las adecuaciones necesarias antes de cualquier cosa.

Si necesitas ayuda para elegir el tipo de techo adecuado para tu vivienda, nuestros amigos de Replus, expertos en ventanas y techos, nos explican los diferentes tipos que puedes conseguir en el mercado y sus características de forma que conozcas tus opciones a la mano.

Tipos de techos para interiores

Dentro de esta tipología se tiende a tomar más en cuenta el aspecto estético, con el cual se pueda lograr un acabado perfecto que le de un toque con nuestro estilo personal a nuestro hogar.

  1. Techo de madera. El estilo que genera este tipo de techo es rústico y hogareño, además de que es el tipo de techo que cuenta con las mayores ventajas ecológicas. Es muy utilizado dentro de los diseños modernos ya que es un material que nunca queda obsoleto dentro de la moda y que además, permite realizar combinaciones con otras partes del mobiliario como el comedor, baño,…
  2. Falso techo de yeso. Este se caracteriza por ser un material versátil, resistente al fuego y de aislamiento acústico. Las alternativas en el mercado te permiten ir desde diseños sencillos, hasta los más elaborados; y así mismo, sus colores claros darán una mayor sensación de espacio y luminosidad.
  3. Falso techo de escayola. Se basa en la colocación de tiras de esparto mezcladas con el pegamento de la escayola en polvo con agua y se enganchan a unos tornillos fijados al forjado.
  4. Tiras LED. Los que aman la luz y el brillo podrán elegir  estas tiras autoadhesivas que se pueden colocar tanto en esquinas como en la parte central.
  5. Falso techo textil o tensado. Tipo de techo de larga duración con una decoración original, que suele destacar por su resistencia y luminosidad.
  6. Fibra de vidrio para techos falsos. Este material mejora el reflejo y la difusión de la luz, además que absorbe y atenúa el sonido.
  7. Techos modulares. El metal, la madera o la fibra son unos de los distintos tipos de materiales con los que se puede llevar a cabo este tipo de techo; el cual es muy útil para ocultar instalaciones eléctricas y de fontanería.

Tipos de techos para exteriores

Contrario a los techos para interiores, aquí se debe priorizar la seguridad del techo por encima de la estética.

  1. Techo de madera. Al igual que en los interiores, aquí sigue siendo uno de los favoritos debido a su característica de poder transmitir calidad y bienestar. En este caso, los encontramos tipo estructura de vigas de madera y de cielo rasos cubiertos en tablones o chapas de madera.
  2. Techo metálico. Este tipo de techo,  hecho de chapa o láminas de metal, es un buen aislante del sonido, frío y humedad. 
  3. Techo con tejas. Su principal característica es que crean canaletas que son muy útiles a la hora de dirigir el agua cuando llueve.
  4. Techo con teja de arcilla. Estas aportan gran durabilidad.
  5. Techo con teja de hormigón. Destaca por ser un material natural de gran resistencia.
  6. Techo con teja de pizarra. Es uno de los materiales estrella en la construcción, gracias a su elegancia y solidez. Además, es inmune a la humedad y adaptable a cualquier forma.
  7. Techo con teja gravillada. Se trata de un techo de aluminio zincado cubierto con gravilla mezclada con adherente acrílico, el cual permite aislar el ruido y previene la condensación de agua.
  8. Techo en forma de cúpula. Cuentan con una mayor resistencia estructural ya que esta se encuentra mejor repartida y logra equilibrar la temperatura.
  9. Techo a dos aguas. Este tipo de techo está compuesto por dos superficies planas instaladas en pendientes que se encuentran unidas por un ángulo.
  10. Techo a cuatro aguas. Dan un buen soporte a casas de áreas cuadradas rectangulares, y son muy resistentes al viento, lluvia y nieve.

Opciones económicas que no pierden el estilo

Aunque hay muchas alternativas para techos en el mercado, no siempre contamos con el presupuesto suficiente para costear la elección de preferencia. Sin embargo, para estos casos, también hay variedad de opciones que le aportan beneficios, incluso estéticos, a tu hogar, sin saquear tu bolsillo.

  • Aluminio y cartón para techos modernos. Puedes construir un hermoso techo a dos aguas sin necesidad de grandes armatostes de acero o caras estructuras de madera, solo colocando una suma de tijerales debajo de las placas.
  • Aluminio y cartón para exteriores de casas con teja. Esta opción consiste en armar tijerales de perfil metálico de aluminio, el cual es un material sumamente ligero y que puede cargar a la perfección hojas de cartón de yeso especial para exteriores, las cuales están aisladas e impermeabilizadas y van perfectas como estructura para láminas para techo o cualquier techo de teja.
  • Perfil metálico y acrílico para techos modernos. Una opción efectiva para terrazas o patios de servicio y azotehuelas es instalar una estructura de perfiles metálicos. Esta opción es muy ligera y fácil de colocar, ya que se instala por medio de ángulos que se anclan a los muros o bardas laterales. Sobre ellas, que deberán estar a no más de 60 centímetros de separación, se asientan las placas de acrílico o, si así lo quieres, también puedes colocar láminas para techo.
  • Tipos de techos con madera y pintura. Las estructuras de madera revestidas con listones o placas de madera son clásicas por su facilidad de instalación y costo, ya que se utiliza madera económica y resistente como pino curado. La idea de este tipo de techos es dejar la estructura expuesta, y si no te gusta ese aspecto tan rústico,  pintarla de un color neutral para mimetizar las piezas y trabes con el claro completo.
  • Techos bóveda de ladrillo. El ladrillo de barro es un material muy noble, acogedor, cálido, hermoso y estructuralmente confiable. Así, en este tipo de techos la forma del ladrillo encontrado sobre viguetas le da soporte y fuerza, además de que genera un diseño original y un manejo de la luz y el clima adecuados. Además, el ladrillo es uno de los materiales más económicos del mercado.
  • Casas con teja. Al igual que en el caso anterior, construimos un techo bóveda, con la diferencia de que a este se le da una mano de pintura para exaltar el estilo y colorido del lugar. De esta forma la atención recaerá en los muros de ladrillo o al techo de teja, al piso de madera, o bien al arte en las paredes, o simplemente para reflejar la luz natural que entra por las ventanas.
  • Casas con teja y madera. Este techo es excelente para terrazas o galerías extensivas de la casa, ya que le da un ambiente fresco y acogedor. Se trata de una estructura muy sencilla con trabes de madera y barrotes delgados a cada 60 centímetros, con pendiente a 2 o 4 aguas. Sobre la estructura se asientan directamente las tejas de barro, o bien pueden ser de tejamanil con pequeñas placas de madera asentadas una sobre otra.
  • Techos modernos con carrizos sobre acero. Los techos modernos en los patios y terrazas pueden ser estructuras sencillas y por lo tanto, económicas. Por ejemplo, una buena opción es armar una estructura con trabes de acero, una cuadrícula con columnas y laterales, y ángulos en medio,  sobre el que se asienten algunos tablones o barrotes delgados transversalmente y sobre ellos asegurar carrizos o pequeñas varas de caña seca o bambú para proteger del sol sin limitar la luz ni la ventilación.
  • Techos con perfil metálico y telas. Una variante de la estructura anterior es colocar telas en lugar de acrílico, de tal forma que se puedan retraer y permitir la entrada de sol. Otra ventaja es que las telas pueden reemplazarse fácilmente o bien retirarse, lavarse y volver a monta