¿Tenemos un doble en la Tierra?

¿Tenemos un doble en la Tierra?

Solemos pensar que, entre los más de siete mil millones de personas que habitan en la Tierra, somos seres únicos, independientes y diferenciados del resto, pero ¿hasta qué punto es esto cierto? ¿Existen personas en otros lugares del planeta que son exactamente iguales a nosotros? Y, en caso afirmativo: ¿por qué sucede? Yo me hago estas preguntas desde que hace unos meses, comprando material de Pizarras y Derivados (que por cierto me está saliendo buenísimo y dice el contratista que es la mejor empresa donde he podido adquirirlo) para una casa que quiero reformar en el pueblo, me encontré a un chico que era exactamente igual a mí, incluso en el tono de voz.

Pues bien, a raíz de esto, me puse a investigar acerca de estas cosas y leí en un libro de Josep Guijarro, que se llama Más coincidencias imposibles, que hay múltiples teorías que tratan de dar explicación a este fenómeno por el cual todos tenemos a alguien exactamente igual a nosotros (o lo hemos tenido).

Hace trece años, el fotógrafo canadiense François Brunelle puso en marcha un proyecto de búsqueda de los dobles anónimos que tenemos en el mundo para inmortalizarlos juntos. No tienen ningún tipo de lazo familiar entre sí y, pese a eso, sus rasgos son prácticamente idénticos. En su opinión, “cada persona tiene siete sosias en el mundo”. Un vistazo a su web (http://www.francoisbrunelle.com/) puede sacarnos de dudas… o plantearnos unas cuantas, según se mire.

Partiendo de esa idea, tres amigos, decididos a demostrar que nuestros gemelos andan por ahí, crearon en marzo de 2015 un grupo en Facebook llamado Twin Strangers (Gemelos desconocidos) en el que aseguraban: “Hay siete personas en el mundo que son exactamente iguales que nosotros… ¡Queremos encontrar a nuestros dobles!”. El proyecto tiene una página en Facebook, un perfil en Twitter y una página web en la que se comparten ejemplos muy curiosos de dobles.

Dobles mediáticos

Más fácil resulta hallar a tu doble cuando eres una persona mediática. La cantante Katy Perry, por ejemplo, es única sobre el escenario, pero durante la première de la gira The Prismatic World Tour descubrió a una chica vestida con un atuendo que perfectamente podría haber llevado ella misma y cuyos grandes ojos claros recordaban a los de la propia cantante. El parecido impactó tanto a la artista que decidió hacerse varias fotos con ella.