Preparar tus oposiciones puede dejar de ser una pesadilla con estos consejos.

¿Opositar o no? Esa es la cuestión. Las oposiciones pueden llegar a ser una de las mejores decisiones que tomamos ¡y con razón! Sin embargo, esta decisión también puede volverse contra nosotros y tornarse una infinita cuesta académica que parece no acabar nunca.

En este artículo vamos a entender por fin por qué se nos vuelve tan complicado preparar las oposiciones y, además, brindaremos consejos útiles para nuevos o avanzados opositores.

¿Opositar es tan difícil como creemos?

Estudiar, estudiar y más estudiar mientras gastamos tiempo y dinero (en el caso de que vayamos a una academia) se vuelve en ocasiones un hábito bastante detestable que puede acabar con nuestra paciencia. Si muchos de nosotros nos agobiábamos en clase, esto no iba a ser menos.

Las oposiciones suponen una presión aun mayor porque repetirlas da como resultado estudiar otra vez lo mismo durante el mismo tiempo y gasto de dinero por otro año más. Además, en algunos casos, los concursos para opositar salen sólo cada cierto tiempo, lo que puede dar como resultado que sintamos aún más frustración que nunca.

Aun así, no todo es malo, ya que en la mayoría de ocasiones es nuestra simple desorganización y falta de voluntad lo que acaba complicándonos la vida, y lo sabemos. Partiendo de este hecho, podemos entender un par de cosas:

  • Las oposiciones son difíciles y requieren nuestro esfuerzo (lógicamente) pero pueden conseguirse si así lo queremos.
  • Si no estamos dispuestos a correr ese riesgo, nuestra promesa se desmorona.

Entonces, llega el momento de preguntarnos lo siguiente ¿Por qué nos cuesta tanto a algunas personas seguir un hábito diario y ser constantes? ¿Es porque no estamos suficientemente motivados? ¿o quizá sea, porque no estamos confiando en nuestras propias capacidades?

Sea cual sea el motivo, podemos hacerlo y tenemos la capacidad de hacerlo, incluso si tuviéramos dificultades económicas.

Prepara mejor tus oposiciones con estos consejos.

 

  1. Si puedes pagarte una academia, hazlo.

Si es tu primera vez opositando será muy duro hacerlo por tu cuenta. En estos casos, es mejor asistir a una academia personalizada en la cual te darán orientación profesional y te guiarán en tus primeros intentos por sacar la oposición.

Existen diversas academias, e incluso puedes preparar tu oposición de la mano de un particular de forma presencial y online, como bien argumenta este preparador de oposiciones online de Lengua y Literatura.

  1. Elige la oposición que más te guste.

No elijas una oposición porque tiene buena reputación o porque sea relativamente fácil de aprobar, ya que puedes acabar hartándote de estudiar antes de lo que crees.

Si bien es cierto que hay oposiciones que son más sencillas de aprobar que otras, ya te avisamos que también pueden acabar pareciéndote difíciles si no tienes constancia ni fuerza de voluntad.

  1. Organiza tu tiempo debidamente.

Estudiar es un proceso que implica organización, y al igual que en un trabajo, debes seguir un horario para adaptar tu mente a aquello que quieras conseguir. Te recomendamos optar por métodos de estudio eficientes, como la técnica “pomodoro” que se basa en estudiar en rachas de 25 minutos y descansos de 5 y de 10 minutos según el punto en el que estés.

  1. Identifica tus debilidades.

Haz una evaluación inicial para identificar tus puntos débiles. Dedica más tiempo a las áreas en las que necesitas mejorar.

  1. Utiliza buenos recursos y asegúrate de que estén actualizados.

Busca materiales de estudio de calidad, como libros, apuntes, manuales, y recursos online. Asegúrate de utilizar fuentes actualizadas y confiables.

  1. Practica con exámenes anteriores.

Realiza exámenes anteriores para familiarizarte con el formato de las preguntas y para evaluar tu nivel de preparación. Esto también te ayudará a gestionar el tiempo durante tu examen.

  1. Crea un ambiente de estudio adecuado.

Establece un lugar de estudio tranquilo y libre de distracciones. Asegúrate de tener todo el material necesario y un horario definido para estudiar.

  1. Participa en grupos de estudio.

Unirte a grupos de estudio te permitirá discutir conceptos, resolver dudas y compartir recursos con otros aspirantes. Esto también puede motivarte más, así que tenlo bastante en cuenta.

En redes sociales como Facebook, existen numerosos grupos de estudio y preparación de oposiciones de todo el mundo.

  1. Simula el día del examen.

Realiza simulacros completos del día del examen, incluyendo las condiciones de tiempo y ambiente. Esto te ayudará a familiarizarte con la experiencia y a reducir el estrés.

  1. Mantén una actitud positiva.

Por último, asegúrate de tener una mentalidad positiva y confía en ti mismo. La actitud positiva puede tener un gran impacto en tu rendimiento ¡piensa que todo saldrá bien, y así será!

Facebook
Twitter
Email

Artículos relacionados

Scroll al inicio