¿Por qué elegir ventanas PVC para mi casa?

¿Por qué las ventanas son importantes? ¿Sabes qué tipo de ventanas son mejores? Te vamos a dar respuesta a estas y otras preguntas en el siguiente post. Es la manera más adecuada de tomar la decisión acertada. 

En primer lugar, las ventanas son un elemento necesario para cualquier casa. Son un sistema de ventilación y seguridad principalmente, pero también de iluminación natural. Para una buena elección de ventanas hay que tener en cuenta aspectos que influyen en sus características como el material con el que se fabrican, el tamaño o su diseño, entre otros. 

En los últimos años, las ventanas de PVC son una de las mejores opciones que está ganando popularidad. El PVC o policloruro de vinilo es un material que posee características inigualables como la durabilidad y la versatilidad. Son resistentes al desgaste por lo que duran más y también resisten a los diferentes temporales. 

Requiere un bajo mantenimiento, ahorra tiempo y dinero al mismo tiempo, pero a largo plazo. Requiere una inversión inicial. También destacar su eficiencia energética. 

Por el tipo de material ofrece un gran aislamiento térmico, lo que contribuye a mantener una temperatura constante en el interior. 

Ventajas de las ventanas PVC

Ha crecido la demanda de las ventanas de PVC en los últimos años por las numerosas ventajas que ofrece. Entre las más destacadas y valoradas por quienes las eligen son: 

  • Durabilidad. Una de las ventajas más reseñables del PVC, o cloruro de polivinilo es su resistencia. Aquellos productos que tienen una mayor resistencia tienen una mayor vida útil. Es decir, mantiene sus características innatas durante todo su funcionamiento y por tanto, es una inversión si hablamos de largo plazo. 
  • Capacidad de aislamiento térmico y acústico. El PVC es un material muy eficaz para el aislamiento térmico. Permite que la vivienda no sufra variaciones de temperatura por el clima del exterior. Durante épocas frías permite mantener el calor en el interior y viceversa. También destacar su capacidad para el aislamiento acústico. Favorece un entorno interior tranquilo con lo que ello supone, una mayor privacidad sin sufrir molestias de ruidos externos, ni al revés. 
  • Seguridad. Es otra de las principales ventajas de las ventanas de PVC. Tienen cierres llamados multipunto que garantizan la seguridad del hogar. Son difíciles de abrir desde el exterior, evitando así posibles robos. Son consideradas un elemento más de protección que además, duran a lo largo de los años. 
  • La facilidad de mantenimiento es también una ventaja a tener en cuenta para su elección. Por el tipo de material no necesitan un constante mantenimiento. Sirve con una limpieza regular, con elementos básicos como agua y jabón para conservar sus características y estética. 

¿Son las ventanas de PVC una buena inversión?

La respuesta a esta pregunta depende de la persona que la responda. Si tenemos en cuenta sus características y beneficios podemos afirmar que invertir en la compra de ventanas de PVC es una buena decisión a largo plazo. ¿El motivo? Principalmente por sus ventajas como la durabilidad, eficiencia energética, seguridad y facilidad de mantenimiento. 

Estos aspectos son reseñables para el tipo de elemento y la importancia que tiene en los hogares, más la fácil accesibilidad en comparación con otros materiales más complicados como el aluminio, hacen que sea una buena elección. 

Por lo tanto, las ventanas de PVC son una buena inversión, especialmente si buscas mejorar la eficiencia energética, reducir costes a largo plazo y disfrutar de un mantenimiento más sencillo y sin complicaciones. 

¿Cómo elegir las ventanas de PVC adecuadas para mi casa?

La elección del tipo de ventanas de PVC que necesita tu casa es importante. Repercute en la estética, pero lo más importante, en la funcionalidad. Por ello, te indicamos algunos de los aspectos que debes tener en cuenta como su tamaño, el diseño, características y precio. Así como solicitar ayuda de profesionales. 

Tamaño de las ventanas:

Al elegir ventanas de PVC uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es su tamaño. Es decir verificar las dimensiones de tu casa y del espacio para los ventanales. Fijándose tanto en la luz natural que permite entrar como en la ventilación. Dos aspectos claves cuando se trata de ventanas. Ligado al tamaño también es importante decidir la ubicación, de ella depende el tamaño que necesites. En ocasiones el cambio de ventajas obliga a dejarlas en el mismo lugar, sin tener que tomar dicha decisión. Siempre elige un tamaño ajustado a las dimensiones del espacio para que cumplan a la perfección con su función. 

Diseño de las ventanas:

Además de la funcionalidad, el diseño es otro aspecto destacado. Quizás uno de los más importante para el propietario. Intenta que las ventanas mantengan el diseño de toda la vivienda, que se ajuste al estilo y decoración. Para ello, existe una amplia variedad de diseños. Puedes encontrar estilos clásicos, hasta minimalistas y de lo más moderno. En este sentido también hay que tener en cuenta la fachada. Hay comunidades que exigen mantener una estética. Infórmate también de ello antes de elegir. 

Características de las ventanas:

Para elegir las ventanas de PVC es necesario prestar atención a sus características. ¿Se abren cómo yo quiere? ¿Son aislantes? ¿Seguras? Algunos elementos a tener en cuenta son los siguientes: 

  • Tipo de apertura. Hay que valorar que tipo de apertura quieres que tengan las ventanas. Puede ser de diferentes tipos: abatibles, oscilobatientes o correderas, entre otras. ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades? ¿Y a tus preferencias? ¿Es posible instalar cualquier tipo en tu vivienda? Infórmate previamente y después elige. 
  • Aislamiento térmico y acústico. Como ya hemos explicado en las ventajas, el doble aislamiento de este tipo de ventanas es una de sus mejores características. Por ello, valora que las ventanas seleccionadas cumplen con la normativa en cuanto a reducción de ruido y eficiencia energética. 
  • Nivel de seguridad. En cualquier hogar la seguridad es una de las mayores prioridades. Las ventanas de PVC garantizan la seguridad, tienen  cierres multipunto que hacen casi imposible que se pueda acceder y abrir desde el exterior. Son un tipo de ventana con un grado más de protección y tranquilidad. 

Además de estos factores que hemos mencionados puedes considerar otros aspectos importantes. Tales como el mantenimiento. En cualquier caso solicita información sobre todos los aspectos que importan para una decisión acertada de estas ventanas de PVC.

Presupuesto:

Evidentemente para elegir la ventana más adecuada lo importante es valorar sus cualidades y las ventajas que aporta. Sin embargo, un aspecto de gran importancia para terminar de tomar la decisión es el precio. Es un factor determinante. 

Las ventanas de PVC tienen un precio asequible, es decir, no son de las más caras del mercado. No obstante, su precio final depende de todos los factores mencionados como el diseño, tamaño y características como el tipo de apertura o nivel de aislamiento. Para tomar una decisión solicita precio para saber si están dentro de tu presupuesto. Busca calidad, pero dentro de precios económicos y acordes a las funcionalidades y características. 

Asesoramiento profesional:

Aunque uno mismo atendiendo a todo lo explicado puede tomar una decisión, es aconsejable solicitar asesoramiento de un profesional. Consultar detalles de las ventanas a través de expertos y solicitar su opinión puede ser clave para tomar una decisión. A veces es necesario pedir ayuda porque es una decisión de gran importancia con consecuencias a largo plazo. 

Como explican CREARSUR, empresa de reformas integrales en Granada que cuenta con un equipo multidisciplinar altamente cualificado con más de 15 años de experiencia, “es importante plasmar las ideas de los clientes y ofrecerles asesoramiento para que siempre obtengan los mejores resultados”. 

Capacidad de adaptación

Una de las principales características de las ventanas PVC es su fácil adaptabilidad a los cambiantes climas. Están fabricados con un material que tiene un alto rendimiento, que se adapta a entornos fríos pero también cálidos. Es decir, está fabricado para resistir a todo tipo de condiciones climáticas. 

Por un lado, en los meses de verano ayuda a que no entre el calor al interior de la vivienda. De esta manera es posible mantener una temperatura interior más fresca. Lo que supone un ahorro económico, pues evita tener que utilizar sistemas de aire acondicionado. Además, el material de PVC es resistente a la radiación ultravioleta. Así se evita la decoloración y deformación causadas por la exposición continua al sol.

Las ventanas de PVC funcionan como grandes aislantes. En invierno evita perder el calor del interior; mientras que en verano ocurre lo contrario. Puedes lograr la temperatura deseada en el interior sin que esta se vea afectada por lo que ocurre en el exterior.

La capacidad de las ventanas de PVC para resistir condiciones climáticas adversas se destaca en situaciones de fuertes vientos, lluvias intensas o incluso en áreas más complicadas, propensas a huracanes.

La versatilidad del PVC es reseñable e importante para decantarse por este tipo de ventanas. Pero es importante también tener en cuenta que  tiene capacidad para adaptarse estéticamente a diversos estilos arquitectónicos. Hay una amplia variedad de colores y acabados.

 

Facebook
Twitter
Email

Artículos relacionados

El origen de las natillas

Las natillas son muy fáciles de digerir. Si se quiere aligerar la receta se puede sustituir la leche entera por la desnatada y reducir la cantidad de azúcar. Se dice

Scroll al inicio