El “do it yourself” está de moda

El “do it yourself” está de moda

Que el “hazlo tú mismo” está de moda es algo innegable. Desde ideas para hacer en casa como utilizar cáscaras de huevo para hacer creativas manualidades, hasta ahorrar un poco de dinero construyendo a tu hijo/a una original cama con palets. Pero es que ahora el DIY (siglas con las que se conoce el término en Internet) está llegando a cotas inimaginables.

Hay parejas que montan su propia boda a base de DIY: regalitos para los invitados, decoración, menú del banquete, actividades e incluso actuaciones. Hay personas que hacen su propio mantenimiento en casa: fontanería, electricidad, albañilería… y todo a base de ver muchos vídeos en Youtube. Mi hermano compró hace poco unas piezas en Desguacesfotingo.com para arreglar un coche antiguo de mi abuelo, y otras en reparatelotu.com, y se ahorró una buena pasta además de conseguir poner en funcionamiento de nuevo ese viejo cacharro. Pero hay que tener una cosa muy clara: para hacer este tipo de cosas hay que tener un poco de conocimientos.

Sólo de ver vídeos el Youtube no aprendes electricidad ni fontanería, y esto hay que tenerlo siempre presente. No es lo mismo seguir unos pasos para hacer algo de manualidades o bricolaje sencillo que ver un vídeo y ponerte a reparar un coche como hizo mi hermano. Él tiene los conocimientos necesarios pero, si careces de ellos, puede salir muy caro el DIY.

Lo barato puede salir caro

A más de uno le ha salido caro eso de intentar arreglar algo por sí mismos. Analicemos un poco los datos con la cabeza bien fría. Mi hermano invirtió en piezas casi 500 euros para arreglar el motor y el filtro de la gasolina de un Chevrolet de 1954, una joya americana que mi abuelo se trajo a España en barco. A él le salió todo bien pero, de no  haber sido así, habría pedido 500 euros, el tiempo y el arreglo posterior de lo que ya tenía que arreglar de por sí más lo que hubiera estropeado él jugando a lo que no debe. Al final el gasto puede ser enorme en comparación a lo que habríamos gastado de haber ido directamente a un taller desde el principio.

En internet podemos encontrar cientos de artículos, noticias, vídeos, imágenes… de todo… sobre diferentes tareas “hazlo tú mismo” y soy de los que opina que, igual que nadie pretende que alguien obtenga un título sobre mecánica en dos días, tampoco se puede pretender arreglar mecánica en tres.

Usemos el DIY para manualidades, para decoración, para bricolaje, para ahorrar un poco en ciertos sectores pero en cuestiones profesionales dejémonos de tonterías y acudamos a quien nos va a realizar un buen trabajo y nos va a responder en caso de fallo.

Deja un comentario