¿Cómo elegir el vaper para ti?

¿Cómo elegir el vaper para ti?

Los vapers han llegado para quedarse y convertirse en una moda, ofreciendo una forma más saludable de fumar  que la que siempre ha ofrecido el cigarrillo y que puede ser practicada de una manera fácil y económica por todo tipo de consumidores.

Si te quieres iniciar en esta actividad de ocio más sano para ti, como una medida para dejar a un lado el nocivo hábito del cigarrillo, de seguro que querrás ayuda para elegir un dispositivo de vapeo que se ajuste a lo que estás buscando y que desde el inicio tengas la mejor experiencia.

Pensando en esto, hemos consultado con nuestros amigos de Vapes Desechables, expertos en cigarrillos electrónicos desechables, y aquí os ponemos toda la información que nos han dado.

¿Qué es un pod desechable?

En el mercado te encontrarás dos tipos de dispositivos, que aunque te parecerán lo mismo si que guardan sus diferencias, los vapers y los pods.

Los pods desechables son dispositivos de vapeo que, una vez usados, se tiran, por lo que ​ no necesita ningún cambio de batería ni recargas de líquidos.

Son productos de larga duración, ya que dispone de una gran cantidad de caladas. Usualmente, van desde las 400 hasta las 800, aproximadamente. Además que los puedes conseguir con líquidos con o sin nicotina.

¿Qué es un vaper recargable?

Por otro lado, están los vapers recargables, que se tratan de dispositivos parecidos al pod desechable, pero que debe ir reponiéndose a medida que se va gastando.

Son modelos muy potentes que funcionan gracias a las sales de nicotina, que funcionan ya sea por medio de cartuchos abiertos o cerrados, siendo que la primera opción te permite rellenar tu pod con líquido manualmente, mientras que los cerrados, los cartuchos deben ser reemplazados cuando se acaban.​

Principales diferencias entre vaper desechable y recargable

Así, las diferencias entre estos dos dispositivos marcan cual será el más adecuado para nosotros y son las siguientes:

  • Para empezar, los pods desechables son de un único uso, mientras que los vapers recargables permiten que su uso sea extendido durante mucho tiempo, recargándolos cada vez que se acaban.
  • Otra diferencia es su precio, el vaper recargable cuesta un poco más que el pod desechable, pero es más duradero ya que solo tienes que irlo recargando, mientras que el pod es más económico, pero hay que pagar su precio cada vez que se acaba.

No obstante, debes saber que ambos dispositivos no guardan mucha diferencia en términos de comodidad, practicidad, diseño y rendimiento.

Qué vaper escoger: ¿desechable o recargable?

Como ves, cuando se trata de elegir entre vapers todo dependerá de las necesidades y preferencias de la persona.

Tendrá que ver con el uso que se le vaya a dar, siendo más recomendado el recrgable para aquellos que piensen usarlo con más constancia y el desechable solo para experiencias más puntuales; y con el presupuesto que se cuente. No obstante, nuestros amigos de Vapes Desechables nos dan algunos consejos que de seguro te ayudarán  tomar tu elección:

·        Razones por las que comprar un dispositivo desechable

  • Es un dispositivo más sencillo de usar y es menos costoso, por lo que representa una inversión mínima, por ejemplo si estás comenzando con el hábito.
  • Aportan más practicidad, ya que no requieren que tengas que invertir y lleva contigo todo el equipo que requiere un dispositivo recargable, además de aprender hacerlo de la forma adecuada.
  • Tienen un diseño más práctico. Son dispositivos más pequeños que te permiten llevarlos de forma fácil a donde quieras ​

·        Razones por las que usar dispositivos recargables 

  • Te permite controlar el nivel de nicotina que vapeas. Estos sistemas te permiten colocar la cantidad de nicotina en la mezcla que quieras, lo cual es muy útil cuando estas dejando de fumar y estás reduciendo poco a poco el nivel de nicotina que consumes.
  • Otra razón es que si te interesa el cuidado del medioambiente, un dispositivo recargable ayudará a reducir tu huella de consumo

Como elegir tu primer vaper: claves esenciales

Además de elegir entre el tipo de dispositivo adecuado, también debes tomar en cuenta otros factores.

Así, algunos puntos en los que debes fijarte a la hora de elegir un vaper son rendimiento, facilidad de uso, diseño y precio. Siempre teniendo en cuenta que el más economía podría no ser suficiente para satisfacer tus expectativas y que a veces es mejor invertir un poco más por mejor calidad, y también, que el más caro no siempre es el mejor.

De hecho, en el mercado existen cientos de marcas diferentes, algunas con  diseños sencillos y autonomía de batería para que genere más vapor y lo uses más tiempo y sin tener que gastar demasiado.

Cuando se trata de tu primer vaper, lo que se recomienda es comprar un kit de inicio que incluya todos los accesorios necesarios: resistencia, batería y, si es necesario, claromizador. Además de averiguar sore los repuestos que podría necesitar y sus precios, como por ejemplo, la resistencia del dispositivo, la cual es esencial para que funcione.

También tenemos al claromizador, quese trata del tanque en que se ponen los e-líquidos deseados que se vaporizan mientras se vapean. En algunos modelos este es capaz de gestionar el consumo de líquido para disfrutar de vapear sin tener que rellenarlo hasta que se encuentre debajo del límite.

Cuando halamos del diseño de un vaper no es solo una cuestión de estética, sino de comodidad. El diseño y su ergonomía deben ofrecerte comodidad, de forma que estés a gusto de utilizarlo y llevarlo siempre contigo. Pero, si es verdad, que obvio que también querremos prestarle atención a su diseño estético y su color para que sintamos que representa nuestros gustos y personalidad y que nos aporta el estilo que queremos reflejar, ya sea moderno, sencillo, alegre, casual o elegante.

Has de fijarte en que el vaper genere el vapor deseado, teniendo en cuenta que a mayor potencia mayor será el vapor que dará. De esta forma vas a encontrar kits de inicio para hacer caladas boca a pulmón, aunque también hay kits de potencia variable y media.

Por último, pero no menos importante, la batería. Estaes imprescindible, porque cuanta mayor autonomía, mejor. Además, si se descarga muy rápido puede llegar a representar un problema sore todo cuando necesitas del vapeo para abandonar el cigarrillo.  Te recomendamos que utilices aquellos con baterías con 1500 mAh, los cuales suelen tener una duración de 4 horas de uso continuo, lo equivalente a algo más de una cajetilla de tabaco.

Algunos vapers con los que empezar

Ahora que ya sabes que tomar en cuenta, te contaremos algunos dispositivos con los cuales puedes iniciarte en el mundo del vapeo.

Para empezar, unos de los más usados son los que tienen sistema tipo Pod, ya que tienen un tamaño pequeño, tienen batería fácil de recargar y cartuchos que se pueden reemplazar con facilidad, como pasa con el  modelo Smok Nord.

Luego, puedes probar los  sistemas todo en uno que incluyen la batería y tienen un depósito de líquido. Son más grandes que los Pod, pero también tienen mayor capacidad de batería y algunos cuentan con sistema de relleno de líquido sencillo por si estás empezando.

Por su parte, los Mods te ofrecen las ventajas de configurarlos de forma personalizada, eligiendo tu propio modo de vapeo, y la potencia y el flujo que más te guste. Además, estos tienen mayor potencia y duración de batería.

Para comenzar siempre se recomienda un kit de inicio como el que te comentamos en el punto anterior. Suelen ser más más pequeños que los Mods, y llevar el tanque y batería unidos, por lo que son muy fáciles de utilizar, al menos los primeros meses en los que te estás adaptando a la experiencia y a la forma en la que te gusta.

¿Y los líquidos?

Por último, es importante que también nos convirtamos en buenos conocedores de los líquidos. Y es que en el mercado encontraras cientos de marcas, miles de modelos y un mar de aromas y sabores.

Lo primero es que tiene que ser un sabor que te guste, de forma que lo disfrutes al máximo en cada calada. Si estás usando el vaper para abandonar el cigarrillo, te recomendamos apostar por los sabores a tabaco.

De seguro que vas a querer probarlos todo, pero te recomendamos empezar solo por aquellos que estés seguro que te van a gustar y que tengan notas a tabaco que te recuerden a tu cigarrillo y que más adelante, ya vayas experimentado más.

El líquido también determinará el dispositivo que debes utilizar, ya que dependiendo de si vas a vapear concentrados, cogollo o ambos, todos usan diferentes tipos de vapers, así que debes buscar que los líquidos sean compatibles con tu dispositivo.

Igualmente, siempre es bueno que consultes opiniones de conocidos o por internet para saber si la marca es buena y si el liquido vale la pena en términos de calidad.

Finalmente, en cuanto a líquidos, es una cuestión de ensayo y error, y tener muchas curiosidad por experimentar entre toda la variedad.