¿Cómo crear una biblioteca en casa?

¿Cómo crear una biblioteca en casa?

Si eres de los que ama leer y tu mayor tesoro es tu extensa colección de libros bien cuidados, de seguro que sueñas con tener en casa un espacio donde colocar cuidadosamente cada obra literaria para poder disfrutar de tu hobby con toda comodidad y además, aprovechar de exhibirlo a todos tus invitados.

Y aunque quizá piensas que crear una biblioteca en casa es muy laborioso, la verdad es que no requiere demasiado espacio, ni trabajo, como crees. Échale un vistazo a estas ideas.

Lo que necesitas para hacer una biblioteca en casa

Debemos comenzar por armarnos con todos los elementos necesarios para crear nuestro pequeño hueco de ratón de bibliotecas:

  • Ubicación El primer paso para crear nuestra biblioteca es escoger la mejor ubicación. Para esto, no necesitamos de un gran espacio, pero si de ocupar toda la habitación. Sin embargo, no todos tenemos esta suerte en casa y debemos buscar formas creativas de compartir el espacio disponible. Por ejemplo,   con un espacio de vida algo más formal, o con una oficina en casa. Si es necesario, incluso, también puede ser posible extraer un rincón de lectura algo más pequeño en una zona no utilizada previamente, por ejemplo dentro de nuestro propio dormitorio principal, salón o sala de estar
  • Espacio de almacenamiento.  Una vez que hayas podido imaginar dónde colocar tu biblioteca, es necesario tomarnos bien en serio el almacenamiento.es ciertamente fundamental. Esto porque de seguro tienes una colección bastante grande y deberás contar con el espacio necesario para exhibirlo orgullosamente y cuidar con todo el mimo cada una de tus adquisiciones. Por ejemplo, las estanterías, o estantes empotrados son las opciones más tradicionales; o puedes probar tu creatividad diseñando alternativas que funcionen en un espacio único.
  • Estantes: Como dijimos anteriormente, son un elemento primordial para hacer una biblioteca en casa. Te recomendamos hacer un inventario de tus libros para calcular la cantidad de espacio en los estantes que precisarás para tu biblioteca. Y si quieres que se vea mucho más elegante, escoge gabinetes de armario con cajones, puertas y otras opciones de almacenamiento.
  • Iluminación: Una iluminación adecuada es clave en cada habitación o estancia de nuestro hogar,en especial, en una biblioteca o librería; y es que a nadie le gusta tener que entrecerrar sus ojos para poder distinguir o leer algunas palabras. Por esto mismo, es muy importante diseñar un esquema de iluminación adecuado, así como el tipo correcto de luz. Dentro de dicho esquema, debemos contar con la luz ambiental, que llenará la mayor parte de la habitación y nos ofrecerá la posibilidad de movernos con seguridad por la estancia.  Del resto, añade luces que iluminen tus estantes. Si puedes usar luces empotradas mejor, pero si no lo consigues usa luces LED y tiras de luces que funcionen solamente con baterías.
  • Sillas: agrega sillas que sean cómodas para poder leer y un banco o un escritorio para apoyar tus libros. Un futón o un sofá cama podría servir como asiento y a su vez como cama de invitados.
  • Escalera: dependiendo de la altura de los estantes, podrías necesitar una escalera, la cual, a su vez, también podría ser un elemento funcional y decorativo.
  • Accesorios: añade plantas, flores y cuadros que te ayuden a personalizar el espacio.
  • Comodidad: Este es casi el elemento más importante de una biblioteca, y no solo la comodidad, sino hacerla lo más acogedora posible. Y es que le fin de este espacio es sentirnos cómodos en él para acurrucarnos con un buen libro durante horas y horas. Para lograrlo, debemos incluir elementos como textiles, ideales para brindarnos comodidad al sentarnos. Podemos también poner una alfombra amplia, bonita y agradable. Y, posteriormente, añadir algunas almohadas a cada sofá o silla. Incluso, puede ser útil añadir una acogedora manta suave.

 

¿Cómo construir tu propia biblioteca?

Quizá a algunos de nosotros nos tocará comprar todo el mobiliario que la biblioteca va a requerir, como los miles de estantes que albergarán nuestras obras favoritas.

En este caso, será de utilidad para algunos con menos presupuesto, aprender a armar tu propio mobiliario en casa, con un poco de ingenio, habilidad y todo muy económico siguiendo estos pasos:

  • Cortamos la estructura:podemos pedir las placas de madera ya cortadas o podemos hacerlo nosotros mismos. Solo tienes que definir las medidas que se ajusten al ambiente donde vamos a colocar el mueble, midiendo bien para no cometer errores.
  • Cortamos los lados: corta tus tablas largas al ancho que desees.
  • Cortamos la parte inferior, superior y los estantes:según el tamaño de mueble que hayamos establecido, cortamos la parte inferior, superior y la estantería.
  • Hacemos agujeros: realizamos los agujeros para los estantes ajustables a lo largo de los lados de la librería. Una recomendación es que los estantes sean ajustables ya que los tamaños de los libros difieren y tus necesidades pueden cambiar y necesitar hacer arreglos.
  • Ensamblamos:primero, fijamos la parte superior a los lados. Luego, aplicamos pegamento a lo largo de la ranura y colocamos la parte superior en su lugar. Hacemos una unión invisible con tornillos para asegurar la parte superior. Luego, agregamos bloques de soporte para los estantes del centro y de abajo para reforzar el marco sin agregar volumen. En tercer lugar, colocamos los estantes del centro y la parte inferior. Por último, podemos poner el panel del fondo en su lugar.
  • Acabado:una vez que todo está fijo en su lugar, debemos lijar la madera para darle brillo, para luego, pintar y barnizar como nos guste.

 

¿Cómo organizar nuestra biblioteca?

Ya tenemos lista nuestra biblioteca, ahora a organizarla para que se vea como una verdadera colección de lujo, con estos consejos del experto en decoración de interiores, Sergio Nístico:

  • Crea secciones

Para organizar tus libros en los estantes, lo mejor es que crees secciones de acuerdo a las diferentes temáticas: novela histórica, ciencia ficción, literatura clásica, historia, biografía, cocina, life-style…

Si usas dobles fondos, una regla importante es que los libros de la hilera delantera y los de la trasera sean de la misma temática.

También puedes organizarlos según autor. Por ejemplo, si tienes “21 días para tener tu casa en orden” y “Pon tu Vida en Orden” puedes ponerlos juntos. Y en caso de tener un mismo autor que ha escrito libros de temáticas distintas,  pero has organizado tu biblioteca por secciones temáticas, primará la temática. Cada libro tendrá que ir en su temática, aunque separes al autor.

Si te queda espacio de sobra, mejor. Así podrás traer nuevos favoritos a casa. Por el contrario, si creas una biblioteca con un espacio muy justo, pronto empezarás a meter libros en horizontal encima de las hileras que romperán con el orden y darán sensación de agobio y exceso.

Incluso puedes añadir pequeños cartelitos con el nombre de la sección; de esta forma, cuando tengas muchos libros, podrás ubicarte mejor sin tener que apelar por tu confundida memoria.

  • Crea la disposición de asientos más adecuada

Después del almacenamiento, el siguiente consejo es escoger un asiento adecuado. En este punto, existen muy pocas reglas que sean estrictas, pero si escoges una única silla o varias, cualquier elemento que elijamos con este fin debe caracterizarse por algo fundamental: deben ser perfectamente cómodos.

Como ya habíamos dicho en la sección anterior, aquí debe primar comodidad por encima de modernidad, por lo que por ejemplo, en vez de colocar  muebles de minimalismo ultramoderno, es mejor optar por piezas más grandes y cómodas, que podemos añadir a nuestro diseño más tradicional.

Consejos útiles para construir una biblioteca en casa

Por último, algunos consejos útiles para tener lista nuestra biblioteca:

  • Al escoger  el espacio, intenta que de preferencia sea un sitio iluminado que invite a la lectura, especialmente si hay pequeños en casa. Recuerda que en este caso todo está en hacerles atractivo ese rincón. También ayuda poner al alcance de sus manos libros coloridos y que les atraigan.
  • Si estas buscando ideas low cost, puedes optar por muebles reciclados o estantes independientes. Puedes buscar un sofá cómodo, quizá que haya sido comprado en algún anticuario y  remodelarlo a tu gusto. Esto ayudará a tener un rincón confortable, ideal para una lectura placentera y además, sin tanta inversión.
  • Al decidir qué tipo de libros incluir, toma en cuenta los gustos y aficiones de la familia. No todos los libros deben ser nuevos, por ejemplo, si tienen familiares o amigos que ya tengan bibliotecas, llámalos y diles que pueden regalarte algunos libros que ya no quieran. Recuerda que los libros no caducan y pueden usarse y volverse a usar por varias personas. Por esto, siempre habrá quien quiera hacer donaciones de libros, solo es cuestión de estar atentos.
  • Existen ferias de casas editoriales y distribuidoras que venden saldos a precios de remate. Ésta es posiblemente la mejor oportunidad que tendrás en todo el año para ampliar su biblioteca.
  • Utiliza tu diseño de iluminación para crear espacios individuales y acogedores para las horas de lectura por la noche en el sofá, en donde te puedas sentar con una taza de té a disfrutar de un buen libro.