Casarse por el juzgado también puede ser precioso

Casarse por el juzgado también puede ser precioso

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La actualidad está poniendo de manifiesto un cambio significativo en lo que a bodas se refiere: cada vez se casa menos gente y cada vez desciende el porcentaje de enlaces matrimoniales por la Iglesia. Por el contrario, las que están creciendo son las bodas civiles, que según fuentes del Instituto Nacional de Estadística ya suponen un 78% de las bodas totales que se celebran en España. Así fue durante el año 2016.

El dato preocupa entre muchas familias. Y no por el hecho de que la ideología de los novios y las novias sea una u otra. Una boda no es buen momento para tirar de ideología. El problema que se suele relacionar con las bodas civiles es que “las fotos no quedan igual de bonitas en una iglesia que en un juzgado”, según mucha gente asegura.

Está demostrada la importancia que tienen las fotos y los vídeos de boda para los matrimonios actuales. Es sin duda el mejor recuerdo que guardarán en su vida. Y que el escenario en el que se produzcan esas fotos sea más o menos bonito es algo que tiene en vilo a muchas parejas. Pero no hay ningún estudio que revele que las fotos que se realizan en una iglesia queden más vistosas que las de un juzgado. Sobre todo si uno confía en los mejores profesionales para llevar a cabo la misión.

Filmworks es una empresa de fotógrafos especializados en reportajes de boda y grandes eventos de empresa. La calidad de su trabajo está más que comprobada y son muchas las parejas que han confiado en sus profesionales para elaborar el recuerdo más importante de sus vidas. Las fotografías y los vídeos que han venido realizando el bodas civiles son igual de espectaculares que las que describen bodas religiosas. Y es que lo importante ya no es el lugar, sino la originalidad del fotógrafo y la variedad de recursos de los que disponga.

En eso son especialistas los fotógrafos de Filmworks. Es por eso por lo que, a pesar de que son tiempos complicados para la organización de bodas (cada vez la gente piensa menos en casarse y, si lo hace, es más tarde) la cartera de clientes que ha venido manejando en los últimos tiempos ha sido sustancialmente amplia. Una prueba de lo que significa hacer las cosas realmente bien.

Merece la pena recordar un día tan especial

Vivimos en un mundo en el que las noticias son noticias porque son malas. La política trae a la población más angustias que alegrías. Los accidentes de tráfico, la violencia machista contra las mujeres, la corrupción, las desapariciones de gente, los desastres naturales… son cuestiones a las que ya estamos habituados cuando nos sentamos a ver el telediario. La verdadera lástima de todo esto es que una noticia buena lo es porque es una excepción.

Es por esto por lo que es tan necesario realizar y conservar un álbum de fotos o un vídeo que describan el que va a ser el mejor día de nuestra vida y uno de los mejores para toda nuestra familia. Un día que nos hará olvidar todas las desgracias que asolan al mundo y todas las preocupaciones que caracterizan nuestro día a día. Eso sí que merece ser recordado y no todas las malas noticias que recibimos a lo largo de un día cualquiera.

Disfrutar del día en que uno se casa es una obligación para los novios. Y filmarlo y describirlo con fotos, la de Filmworks. La preocupación por cómo salgan las fotos es indiferente del lugar en el que se produzca la ceremonia. Los que queráis casaos en el juzgado recibiréis productos de una calidad calcada a los que lo hagáis en una iglesia. Aunque el número de nuevos matrimonios siga descendiendo en los próximos años, al menos quedará el consuelo de que habrá alguien que disponga de los profesionales y los medios adecuados para hacer unas fotos y un vídeo de boda de primer nivel.